Stop Desahucio ha protagonizado este jueves una nueva concentración para denunciar los abusos de la banca sobre sus clientes. En concreto, en la oficina de Caja Extremadura que hay entre María Auxiliadora y Alfonso IX de León, pues esta entidad ha desahuciado a Eleuterio y Mari Luz, una familia que debía 138.000 euros, hace quince años, y a fecha de hoy sigue debiendo la misma cantidad después de solicitar al banco periodos de carencia y aplazamientos de deuda.

"Para Eleuterio sí se puede decir que el tiempo pasa en balde. Ha solicitado la dación en pago para quedarse sin vivienda y sin deudas. Pero nadie le contesta. Parece que los directores de las oficinas de Caja Extremadura no suelen ser muy educados ni con sus clientes con problemas económicos ni con las personas que les apoyan", explica Stop Desahucios, cuyos miembros llevaron a cabo una cacerolada frente a las puertas de esta entidad financiera. "En estos momentos el apoyo en la calle es lo que está resolviendo las situaciones de muchos seres humanos que el único delito que cometen es el de ser pobres", añade la plataforma ciudadana.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído