Ciudadanos, empresas y administraciones públicas de Castilla y León deben a los bancos más de lo que produce la Comunidad en un sólo año y siete veces el presupuesto aprobado por la Junta hace poco más de una semana. En concreto, la 'deuda' contraída con las entidades financieras por particulares y administraciones supone a mediados de este año 71.162 millones de euros, un 118 por ciento del Producto Interior Bruto de la Comunidad que, según el último dato de la Junta, ascendía a 60.021 millones de euros. Es decir, que cada salmantino debe una media de 27.800 euros.
 
Así se desprende de los datos elaborados por la Dirección de Estadística de la Junta, que confirman que los niveles de 'deuda' general de la Comunidad han consolidado ya su tendencia a la baja y llevan más de un año cayendo hasta situarse en niveles previos a la crisis, es decir, en los que había a finales de 2007. Sin embargo, este 'desapalancamiento' se debe exclusivamente al cerrojazo al crédito que sufren empresas y particulares.

Prácticamente desde el cuarto trimestre de 2008, es decir, desde hace ya más de tres años y medio, la financiación de las familias se ha ido reduciendo progresivamente y ahora supone 66.705 millones, una cantidad cercana a la que había a mediados de 2007. Por el contrario, las administraciones públicas no han cesado de incrementar su nivel de deuda con bancos y cajas y, durante estos años de crisis, han multiplicado por dos y medio los créditos pendientes con las entidades financieras. Si a principios de 2007, debían 2.25 millones de euros, ahora tienen que pagar 4.457 millones, una cantidad nunca registrada en la Comunidad.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído