En lo que va de año, en toda España se han registrado un total de 62.000 denuncias por violencia de género, y 48 muertes por la misma. Preocupa el hecho de que las víctimas menores de edad hayan aumentado en un 15?4%, lo que sitúa la cifra en 576 denuncias por maltrato en el año pasado.

Sin embargo, hemos de preguntarnos en primer lugar, ¿qué es la violencia de género? partiremos de la base de que violencia de género es todo acto de violencia que afecte a las mujeres por el mero hecho de ser mujeres, donde a su vez encontraríamos maltrato físico y psicológico, siendo este el más difícil de detectar por la sutileza con que se lleva a cabo en muchas ocasiones. Por tanto, entenderíamos también como violencia los insultos, menosprecios, vigilar a la pareja, impedir que lleve una vida normal más allá de la vida con su pareja.

Es necesario discernir entre violencia física y psicológica, porque según el último estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), si bien la inmensa mayoría de los jóvenes se muestran en contra del maltrato físico, uno de cada tres encuentra normal algún tipo de maltrato psicológico al no identificarlo como tal. En esta parte entrarían los insultos, vigilar a la pareja o impedirla desarrollarse como persona, como se ha mencionado en el párrafo anterior.
En añadidura, cabe mencionar que un 29 por ciento de los jóvenes de entre 15 y 29 años (a quien se dirigía el estudio) conoce a alguien de su entorno más cercano que ha sufrido maltratos por parte de su pareja, siendo un 21% las víctimas del maltrato menores de edad.

En Salamanca el panorama no es muy diferente. Aunque sí que es verdad que el número de denuncias ha disminuido progresivamente con los años: desde 573 en 2008 a 151 en lo que va de 2015, y no hay una sola víctima mortal desde 2008 (según los datos del Ministerio de Sanidad), cada vez son más las mujeres jóvenes que han sufrido maltratos por parte de su pareja y son también muchos (25%) los jóvenes que conocen gente de su entorno más próximo que ha sufrido violencia de género. 

Sí que podría tener relevancia, por otra parte, el nivel de estudios en lo que al perfil del maltratador se refiere, en primer lugar basándonos en un estudio sobre la Relación entre Sexo, Nivel de Estudios y Predisposición a la Violencia (Esther López Zafra para la Universidad de Jaén) y por otra parte en que España tiene una tasa de fracaso del 22% según Eurostat, siendo más elevada en los chicos que en las chicas. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído