Los precios bajaron en mayo respecto al mes anterior en la provincia de Salamanca, concretamente dos décimas, según el Índice de Precios de Consumo (IPC) hecho público esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Así, la inflación disminuyó hasta el 2,5 por ciento, debido la rebaja del precio de los carburantes y los alimentos, aunque es seis décimas superior a la media nacional, situada en el 1,9 por ciento después de que en abril registrara su mayor repunte en cinco años.
 
Este descenso mensual de los precios se debe, en primer lugar, a los transportes, con una variación anual del 4,2%, seis décimas inferior a la del mes pasado y la más baja registrada por este grupo desde diciembre de 2009. Este comportamiento es debido, en su mayoría, a que la bajada del precio de los carburantes y lubricantes ha sido mayor este mes que en mayo de 2011. De hecho, esta parcela disminuye su tasa anual casi dos puntos, situándola en el 6,7%. En segundo lugar están alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya variación anual disminuye cinco décimas y se sitúa en el 1,8%. Las parcelas que más destacan por su influencia en esta bajada son las legumbres y hortalizas frescas, los otros productos lácteos, el pescado fresco y la carne de ave.

A pesar del descenso de la variación interanual del índice general, cabe destacar la subida en vivienda, que presenta una tasa anual del 5,1%, cuatro décimas por encima de la registrada en abril. Esta variación se explica, en su mayoría, por el aumento de los precios del gas, frente a la estabilidad registrada en mayo de 2011. Y también en bebidas alcohólicas y tabaco, con una tasa anual del 6,2%, más de un punto superior a la del mes pasado, como consecuencia del incremento de los precios del tabaco.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído