Comisiones Obreras (CCOO) denuncia la "electoralista bajada de impuestos del PP que beneficia especialmente a las rentas más altas y excluye a las familias sin ingresos". Por eso, el sindicato propone la reducción del IVA en los productos de primera necesidad de los hogares (alimentos, electricidad, gas, etcétera). A su juicio, con esta medida se inyectaría unos 4.000 millones de euros en el bolsillo de todos los hogares del país, beneficiando a los parados sin prestaciones, las familias sin ingresos y, en general, a toda la población que sufre en mayor medida la crisis.
 
"El Gobierno del Partido Popular está utilizando el argumento de reducir los impuestos para conseguir inyectar liquidez en la economía y que con ello se incremente el consumo y se adelante la recuperación económica. Sin embargo, el Gobierno olvida explicar que su reforma no disminuirá los impuestos por igual y concentrará los beneficios fiscales en las rentas del capital mucho más que en las del trabajo", explica el sindicato. Para ello, CCOO defiende una forma alternativa de inyectar liquidez en las familias, utilizando la reducción del IVA en los productos de primera necesidad de los hogares (alimentos, electricidad, gas, etcétera).
 
En concreto se propone una reordenación de los productos que tributan en los distintos niveles de tipos establecidos para este impuesto de modo que todos los alimentos y bebidas no alcohólicas lo hagan en el tipo superreducido del 4% (hoy lo hacen al 10%) y la energía en el hogar (electricidad, gas y calefacción) lo haga en el tipo reducido del 10% (hoy lo hace al 21%). Esta medida supondría inyectar 4.000 millones de euros en los bolsillos de todos los hogares del país, que irían mayoritariamente a consumo directo de bienes y servicios.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído