La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) ha hecho pública este martes su intención de iniciar demandas judiciales contra aquellas entidades bancarias que vendieron participaciones preferentes y otros productos tóxicos sin informar a sus compradores sobre los riesgos que conllevaba su contratación. Los bancos y las cajas de ahorros vendieron estos productos como si de depósitos a plazo fijos se trataran, pero no avisaba de la posibilidad de pérdidas que podían sufrir.

Ante este “escándalo mayúsculo sin precedentes en la democracia”, como lo ha calificado Miguel Ángel Andrés Llamas, abogado y delegado de Adicae en Salamanca, la asociación agrupará a los afectados en función de la entidad financiera por la que han sido estafados y el producto que adquirieron en su día para llevar a cabo las denuncias correspondientes. De esta manera, solicita la nulidad absoluta de los contratos y la devolución de los importes.

 

Este caso, equiparado al ‘Corralito’ argentino, ha afectado a 700.000 personas en toda España, de las cuales varios centenares son salmantinos. El perfil del contratante es de personas jubiladas entre los 80 y los 90 años, clientes habituales y pequeños ahorradores. Ante la inminencia de las correspondientes demandas, Adicae hará pública en los próximos días la documentación necesaria que deberán presentar los afectados. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído