El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, acompañado por el subdelegado en Salamanca, Javier Galán, y con la directora del centro penitenciario de Topas, Concepción Zurdo, han presentado este programa piloto que servirá de prueba para que los internos puedan dejar a un lado la poco saludable práctica de fumar.
 
El programa de desintoxicación en la lucha contra el tabaquismo está compuesto de varias charlas, concursos y actividades para reducir el consumo dentro de las cárceles, y cuenta con la colaboración de Cruz Roja y de la Asociación Española contra el Cáncer. Por otro lado, esta actividad ya está abierta pero todavía no se tiene conciencia de las presidiarios que van a optar por participar, “hay que esperar a ver las personas que se inscriben pero ojala que lo resultados sean positivos”. Así, y si se decide que estas prácticas están siendo positivas dentro de la cárcel, seguirán teniendo lugar en los centros penitenciarios de toda España.

En el ámbito penitenciario, circunstancias como la pérdida de libertad determinan que el porcentaje de fumadores sea mayor que el de la población en general. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha elegido el centro salmantino de Topas para el desarrollo del programa, con carácter de experiencia piloto, y, a la vista de los resultados entre los internos, valorar su progresiva implantación en otros centros penitenciarios.
 
Además de la implicación de los profesionales del centro penitenciario salmantino, el programa cuenta con la colaboración de Cruz Roja y la Asociación Española contra el Cáncer y otos profesionales sanitarios, y la participación de los internos es voluntaria; se complementará con campañas de sensibilización contra el tabaco, mediante charlas, concursos y programas de educación para la salud.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído