Uno de los sectores punteros en la economía salmantina es el comercio. Sin embargo, durante la crisis ha perdido más de 2.000 puestos de trabajo entre empleados y autónomos. Con la subida del IVA al 21 por ciento en el tipo general y el 10 por ciento en el tipo reducido, los comerciantes consideran que se producirá una importante reducción del consumo, lo que conllevará el cierre de más negocioas.

"Va a haber un antes y un después en el pequeño comercio", asegura el presidente de la Asociación de Empresarios Salmantinos del Comercio (Aesco), Benjamín Crespo, para quien "la situación es muy difícil, la falta de financiación también afecta mucho, porque todos estamos esperando a que esto se recupere, se recupere, se recupere... pero... ya la última subida del IVA el comercio la asumió en los precios y no sé si ahora está capacitado para poder soportarlo como lo ha hecho. Entonces, creo que esta subida va a perjudicar muchísimo y va a hacer desaparecer comercios en Salamanca".

Los comerciantes charros no sólo comparten su aversión hacia esta subida de impuestos, sino que en general no piensan que se trate de una medida eficaz. Una de las frases más repetidas hace alusión a que, a pesar de que no se prevé que disminuya la cantidad de clientes, se da por asegurada la disminución del consumo, hecho que advierten con preocupación.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído