El valor del Indicador de Confianza del Consumidor de Castilla y León se situó en 57 puntos en el segundo trimestre de este año, 3,5 menos que en el trimestre anterior y 18 puntos por debajo de su valor en el mismo trimestre de 2011. Los consumidores son pesimistas respecto a la situación actual (32,9) y en menor medida respecto a sus expectativas (81,2). En términos interanuales, ambos indicadores empeoran (-16 y -20 puntos, respectivamente), tal y como informa la Dirección General de Presupuestos y Estadística de la Junta.
 
Los consumidores más jóvenes, de 16 a 29 años, son los menos pesimistas (66,8), considerando tanto el indicador de la situación actual (39,7) como el de expectativas (93,9). La población más pesimista es la de edades comprendidas entre los 45 y 65 años (42,9), también respecto a la situación actual (18,4) y respecto a la situación futura (67,3).
 
El indicador de confianza del consumidor menos pesimista lo registra el ámbito urbano (57,7), que también ostenta los indicadores de situación actual (33,5) y de expectativas (81,9) más altos. El indicador más pesimista se registra en el ámbito semiurbano (55,5). En relación al segundo trimestre de 2011, el indicador empeora en todos los hábitats. El mayor descenso se observa en el medio semiurbano (-25,3 puntos), que también es el que sufre el descenso más acusado en el componente de expectativas (-34,0 puntos).
 
En opinión de los consumidores de Castilla y León, los incrementos de precios serán mayores en el futuro. Las expectativas de inflación han aumentado respecto al segundo trimestre de 2011 (10,3 puntos) y disminuyen respecto del trimestre anterior (-3,5 puntos). Los consumidores consideran que los tipos de interés serán mayores dentro de un año pero lo creen en menor medida (-19,9 puntos) que en el mismo trimestre del año anterior. Respecto al trimestre anterior, las expectativas de incremento de los tipos de interés han aumentado (3,8 puntos).
 
Respecto a las posibilidades de ahorro durante el próximo año, los consumidores creen que descenderán. La valoración de este indicador disminuye respecto al mismo trimestre del año anterior (-15,9 puntos) y respecto al primer trimestre de 2012 (-4,4 puntos). Los consumidores castellanos y leoneses consideran que las posibilidades de compra de bienes de consumo duradero disminuirán dentro de un año, al empeorar tanto su valoración respecto al mismo trimestre del año anterior (-23,0 puntos) como respecto al trimestre anterior (-4,9 puntos).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído