La construcción del nuevo hospital de Salamanca se inició en el año 2008, pero la crisis económica, que mermó las arcas de la Junta de Castilla y León y provocó un concurso de acreedores de las empresas adjudicatarias, obligó a paralizar los trabajos tras ejecutarse el aparcamiento del Virgen de la Vega e iniciarse una galería de comunicaciones con el Clínico. Hace un año la Consejería de Sanidad aprobaba un nuevo plan director para reanudar las obras del nuevo hospital y poder concluirlo en 2018. Sin embargo, la necesaria regulación del tráfico en la zona enquistó la reanudación de los trabajos al no haber acuerdo entre Junta y Universidad, propietaria de los terrenos aledaños por los que tienen que pasar los camiones. Ahora, la Junta reconoce en sus presupuestos para 2015 que las obras se demorarán al menos hasta 2019, según se contempla en el cuadro de inversiones de la Consejería de Sanidad.

En ese resumen anual aparecen 22.083.418 euros para este año, pero ese dinero todavía está pendiente de invertirse. Es más, desde Sanidad no se ha aclarado cómo se irá invirtiendo, pues para 2015 ya hay presupuestados unos treinta millones de euros. Lo cierto es que la reanudación de las obras se prometió para septiembre, y pese a que el Ayuntamiento ya ha concedido la correspondiente licencia, la intención de la Consejería de Sanidad es que los trabajos no comiencen hasta el nuevo año, una vez concluyan las nuevas rotondas de la avenida de Maristas y al inicio del puente de la Universidad para que regulen los accesos de los vehículos.

 
Entre las novedades de la ampliación del proyecto del nuevo hospital está la creación de una unidad de soporte logístico para la automatización de reparto y recogida dentro del hospital, mediante sistemas robotizados de transporte, así como el incremento de la superficie del área de Lencería y del espacio para vestuarios y áreas de descanso en el Servicio de Limpieza.
 
Otras novedades que se contemplan en la modificación aprobada son de tipo urbanístico y se centran en el acceso principal al centro desde el futuro vial del río y otro acceso al área de consultas más cercano al centro urbano, así como un vestíbulo de acceso desde el Campus Universitario para uso más específico de Docencia e Investigación. El helipuerto deberá situarse en la cubierta para tener acceso directo a las urgencias y se diseñará un nuevo vial de circulación rodada con anillo perimetral y nuevos ejes de circulación interna que recojan y organicen los flujos de usuarios.
 
Como consecuencia de todo ello, ha sido necesario modificar el importe inicial del contrato de obras hasta 210 millones de euros y de la dirección facultativa y coordinación de seguridad y salud de las mismas, que pasa de 2.023.569 euros a 2.430.534 euros. Gracias a este nuevo proyecto, el futuro complejo asistencial de la capital charra incrementará su superficie en 28.000 metros cuadrados respecto al plan inicial, por lo que la superficie total será, finalmente, de 166.000 metros cuadrados.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído