La jornada final del Festival Internacional de las Artes, FÀCYL, ha contado con la ejecución de la coreografía urbana Bal Moderne, de la compañía belga Arenal Vzw. Esta propuesta ha sido un encuentro en el que decenas de personas bailaron juntas y sincronizadas. El montaje, de esta forma, se convirtió en una gran fiesta de música y movimiento, en la que todas las personas interesadas pudieron participar y al mismo tiempo disfrutar del optimismo contagioso que transmite Arenal Vzw.
 
Después del ensayo general de la coreografía celebrado el sábado, la Plaza Mayor acogió al mediodía la actuación multitudinaria con la suma de todas las personas que quieran participar. Los bailes previstos han sido especialmente ideados para que en ellos puedan tomar parte personas sin experiencia en la danza, por lo que no se precisan conocimientos previos especiales. Esta propuesta, unida al concierto posterior de Emir Kusturica y The No Smoking Orchestra, convertirán la jornada final del FÀCYL en una gran fiesta de música, baile y diversión multicultural.
 
La compañía belga Arenal Vzw ha contado a lo largo de su trayectoria con aportaciones de coreógrafos tan destacados como Philippe Decouflé, Daniel Larrieu,  Wim Vandekeybus y Ann Carlson. Sus montajes, creaciones colectivas inspiradas en la pureza del movimiento, comenzaron en el verano de 1993 durante un evento celebrado en el Théàtre National de Chaillot, en el que la gente acudía a ver a destacados coreógrafos profesionales y acababa bailando pequeñas piezas dancísticas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído