La Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, que entra en vigor este 1 de mayo, un día después de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), convierte a España en el país más avanzado de Europa al establecer el principio de estabilidad presupuestaria en su ordenamiento jurídico para todas y cada una de las administraciones y empresas públicas.
 
Con la entrada en vigor de la ley, esta será la norma con la que tendrán que ser examinados en el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera  las correcciones y justificaciones de los Planes Económico Financieros de Reequilibrio en los que  la Comunidades Autónomas tienen que especificar cómo van a cumplir con el objetivo de  déficit del 1,5% previsto en 2012. Se trata de una reelaboración, porque cuando remitieron las primeras versiones de estos planes en los meses de febrero y marzo se desconocían muchos de los datos definitivos que deben figurar en los mismos. Además, en algunos casos se siguieron en parte algunas de las estimaciones ficticias que hizo el Gobierno anterior al no presentar unos Presupuestos Generales.
 
El Gobierno espera que todas las comunidades autónomas puedan cumplir con el objetivo de estabilidad, y para eso ha anunciado medidas en materia sanitaria y educación que contribuyen a garantizar el cumplimiento por parte de las regiones. En el caso de que las medidas contempladas en un plan no garanticen el cumplimiento del objetivo de déficit, el Gobierno podrá en marcha las medidas contempladas en la Ley de Estabilidad Presupuestaria, ya en vigor, que llegan incluso hasta la intervención de una Comunidad Autónoma o la disolución de una Corporación Municipal.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído