La Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (Fuci) ha realizado un estudio para conocer la evolución del coste de la celebración de la comunión en función de la ciudad elegida. Para ello se han recogido datos en cerca de un centenar de comercios y establecimientos de la geografía nacional y se ha elaborado una encuesta a medio millar de padres.
 
El principal gasto de esta celebración es el banquete, que supone más de la mitad de la factura total. El gasto para una comunión con 30 invitados varía en función del restaurante y menú elegido, situándose el coste por invitado entre los 40 y los 60 euros. “Si pensamos en una comunión low cost, debemos evitar la opción de un restaurante para un gran número de personas. Una opción es celebrar el banquete únicamente con los miembros más cercanos al niño o la niña, pero si no queremos renunciar a compartir ese momento con otras personas, podemos organizar una comida informal a base de picoteo en nuestra casa o en algún otro local que tengamos disponible o incluso alquilemos a precio económico”, argumenta la asociación de consumidores.
 
Respecto a la vestimenta, el traje de un niño oscila entre los 65 y los 160 euros, mientras que el de una niña puede llegar a costar 225 euros. A este importe hay que sumarle además los complementos que a duras penas bajan de los 120 euros. “Lo primero que debemos pensar es si podemos aprovechar otro traje o vestido de comunión. Si tenemos personas cercanas con hijos que hayan celebrado ya la comunión, podemos comenzar con las pruebas pertinentes”, explica FUCI. Una opción para bolsillos ajustados que necesitan ahorrar en el vestido de comunión puede ser alquilarlo o comprarlo de segunda mano, el coste medio unos 65 euros aproximadamente.
 
El reportaje fotográfico o de video, junto la compra de los recordatorios y obsequios para la familia suponen otra importante cantidad de entre 238-630 euros. “Además piensa que puedes prescindir de los recordatorios y que en el apartado de fotografía, bastará con recopilar algunas de las imágenes del día y componer tú mismo un álbum digital que podrás imprimir por poco dinero. Todo es cuestión de organización”, añade FUCI.
 
Por último, el entretenimiento de los menores a través de un servicio de animación eleva unos 200 euros más el presupuesto. El precio varía según se opte por algo sencillo como un payaso o si incluye hinchables y otra serie de juegos que elevan el coste sensiblemente. Gustavo Samayoa recuerda que “hay que tener mucha cabeza ante esta celebración ya que a estos gastos hay que sumarles los que realiza el resto de la familia, como son la vestimenta, los complementos y peluquería que pueden suponer como mínimo otros 500-600 euros más, por lo que sugiere huir de despilfarros innecesarios que convierten este acto íntimo en un acontecimiento social de exceso de consumo, gastando a veces más de lo que nuestro bolsillo nos permite”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído