Coincidiendo con el mes de las personas sin techo, Cruz Roja informa de las actividades que dirige a este colectivo con el objetivo de hacer visible la situación en la que se encuentran estas personas. Cruz Roja responde así a su compromiso para apoyar a las personas más vulnerables y acompañarles en su camino hacia la integración social y laboral.  Cruz Roja trabaja con población transeúnte en Salamanca de forma continuada desde 1999, año en que se puso en funcionamiento el Centro de Emergencia Social. Posteriormente se han ido desarrollando otras iniciativas dirigidas a la promoción de empleo o a la atención directa en la calle.
 
Este centro es un espacio abierto a cualquier persona en situación de emergencia social que necesite temporalmente un lugar donde poder ser atendido en sus necesidades básicas, un centro que tiene como objetivo dar respuesta en los momentos en que los demás recursos se encuentran cerrados, un recurso que atiende a población en riesgo o en situación de exclusión con diversos perfiles y problemáticas, en ocasiones crónicas, y un recurso sociosanitario atendido por un equipo de trabajadores y voluntarios que desarrollan su intervención por medio de actividades definidas. 
 
Los servicios que se prestan son acogida e información, servicio de consigna (taquillas), alimentación básica, higiene personal, lavado y secado de ropa, dispensación de material de higiene, dispensación de ropa interior, intercambio y distribución de jeringuillas y preservativos, talleres de sexo más seguro, cuidados mínimos y pequeñas curas, y estancia y descanso nocturno.
 
Las personas que acuden al Centro de Emergencia Social sobrellevan diferentes problemáticas sociales y sanitarias, existiendo un alto porcentaje de personas en las que se solapan varias problemáticas a la vez. Este hecho acrecienta aún más la probabilidad de que sufran exclusión social y dificulta que puedan llevar una vida normalizada al margen de los recursos sociales. "Entre las personas que atendemos, encontramos en mayor medida drogodependientes, transeúntes, extranjeros provenientes sobre todo de Portugal y Norte de África, personas paradas de larga duración (sobre todo personas mayores o jóvenes que no han tenido acceso a su primer empleo), personas sin arraigo familiar, personas mayores con problemas de alcoholismo, personas con trastornos mentales, personas indomiciliadas (personas que siendo de Salamanca no poseen una vivienda para poder vivir, o si la tienen no se encuentra en las condiciones de habitabilidad idóneas)", explica Cruz Roja.
 
Este Centro está financiado por el Ayuntamiento de Salamanca, el Banco Santander y Caja Duero-España. En lo que llevamos de año, en este centro han sido atendidas 580 personas diferentes (522 hombres y 58 mujeres).
 
Unidad Móvil Municipal de Atención Socio-sanitaria (UMAS).
 
Desde el inicio de la intervención en el Centro de Emergencia con este colectivo, Cruz Roja detectó la necesidad de complementar la intervención con un servicio móvil que acercara los recursos y la atención a aquellas personas que por distintos motivos no quieren o no pueden acercarse al Centro de Emergencia u otros recursos de la ciudad. Así en 2006 Cruz Roja, con el apoyo del Ayuntamiento de Salamanca pone en marcha esta iniciativa que continúa hasta el día de hoy, cubriendo las necesidades más básicas y de emergencia de la población que se encuentra en las calles de la ciudad. 
 
Las personas que se atienden en la calle son fundamentalmente transeúntes o personas que viven o trabajan en la calle. No se les atiende desde otros servicios porque han decidido como opción personal vivir en la calle, han sido expulsados por incumplimientos de los requisitos establecidos, o bien porque no conocen los recursos existentes. La Unidad Móvil sale a la calle los lunes, martes, miércoles, viernes y sábados, haciendo un recorrido por la ciudad de Salamanca y parando en aquellos lugares donde se detecta la presencia de estas personas.
 
Servicio de Mediación Socio Laboral
 
Es un proyecto que, englobado en el Programa Operativo Lucha contra la Discriminación del Plan de Empleo de Cruz Roja, busca el acompañamiento y la inserción de las personas que se encuentran en mayor desventaja social, además de orientarles para la búsqueda de empleo. El Servicio de Mediación Sociolaboral nace como respuesta al colectivo de personas en riesgo de exclusión social que cuentan con perfiles de baja empleabilidad debido a su limitada experiencia laboral, bajo nivel de estudios y escasa red de apoyo, así como otras barreras externas que dificultan su inserción social.
 
Desde este proyecto se construye un itinerario laboral individual acompañado del compromiso de la persona participante poniendo énfasis en la promoción de hábitos socio-laborales, habilidades de comunicación y capacitación para la búsqueda de empleo. El  acompañamiento individual  es fundamental en todo el proceso de búsqueda de empleo. En lo que llevamos de año desde este proyecto han sido atendidas 32 personas diferentes (22 hombres y 10 mujeres), y el 56% de estas personas están en situación de calle.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído