El sindicato CSI-F Salamanca quiere hacer llegar a todos los trabajadores funcionarios y estatutarios de los Servicios Periféricos de la Junta de Castilla y León y del SACyL en la provincia la realidad de todo el proceso que ha conducido al aplazamiento, en un caso, y a la repetición, en el otro, de las elecciones sindicales en estos servicios.

Así, recuerda que desde la proclamación provisional de candidaturas por parte de las mesas electorales, el 1 febrero de 2012, CSI-F Salamanca, y más adelante el resto de organizaciones sindicales, han considerado que la candidatura del Colectivo Manos Limpias presentaba graves defectos de forma en su presentación a causa de la legitimidad representativa de quien la firmaba, por lo que no respetaba la reglas que el resto de Sindicatos sí acatamos y cumplimos. Es pues, en defensa de la legalidad, que se inicia todo el procedimiento administrativo y judicial preceptivo para aclarar esta situación en la que se han producido tres laudos arbitrales, de distintos árbitros, favorables a los planteamientos de CSI-F, y dos sentencias judiciales, de Juzgados distintos, que revocan estos laudos.

"Pero entre las cuales existen evidentes contradicciones ya que mientras el Juzgado nº 1 de lo Social retrotrae las actuaciones al momento de la proclamación definitiva de candidaturas para que se requiera al Colectivo Manos Limpias poder general para presentar candidaturas, el Juzgado nº 2 de lo Social anula el laudo arbitral al estimar que no es necesario poder notarial para presentar candidaturas aunque, como la misma sentencia dice en su Fundamento de Derecho Sexto, Cuestión distinta es que sea la práctica habitual. Por lo tanto, nada en este proceso ha sido un capricho. Se dirimen aquí, tanto la limpieza de un proceso electoral en condiciones de igualdad, como importantes cuestiones jurídicas", recoge el sindicato en un comunicado.

Y añade que la propia sentencia del Juzgado nº 2, en su Fundamento de Derecho Quinto, da la razón a lo planteado por CSI-F al señalar que “otra cuestión que se plantea es si la documentación aportada en representación de Manos Limpias es suficiente para entender acreditada la citada representación. La respuesta es negativa. Es un documento del año 2005 que se dirige a la Delegación Territorial de Salamanca […] Por tanto, no consta que como tal exista una sección sindical en la Delegación Territorial de Salamanca, que en cualquier caso nada tiene que ver con la que correspondería a SACyL. Además […] desde el año 2005 hasta la actualidad se han celebrado varios procesos electorales que en su caso dejan sin efecto el contenido de la citada comunicación". 

Continúa el escrito que otra cuestión es que la sentencia legitima la presencia del Colectivo Manos Limpias por la presentación el día 20 de febrero de un documento privado de apoderamiento que es considerado suficiente. "Evidentemente acatamos la decisión, aunque no la compartamos, ya que pensamos que, con independencia de nuestro planteamiento al respecto, dicho documento privado de apoderamiento tiene, curiosamente, fecha de 19 de Enero. Así pues, si el documento acreditativo existía, ¿por qué el Colectivo Manos Limpias no lo presentó en su momento? ¿Por qué dicho documento apareció, de repente, el día 20 de Febrero? ¿Olvidaron que lo tenían? Creemos sinceramente que los trabajadores funcionarios y estatutarios de los Servicios Periféricos de la Junta de Castilla y León y del SACyL conocen la respuesta a estas preguntas y actuarán en consecuencia", asegura.

Por este motivo, CSI-F quiere dejar claro que en el caso de las elecciones de SACyL, dado que el laudo arbitral que excluía a Manos Limpias se comunicó cuando las elecciones ya se estaban celebrando, insistió de forma reiterada ante la mesa y los responsables de la Administración en Salamanca en que dichas elecciones se celebraran con normalidad, se contabilizaran los votos de Manos limpias y se esperará a la posible resolución judicial sobre si estos votos eran válidos o no. "De esa manera no se tendrían que haber repetido las elecciones. Pero desde Valladolid llegaron indicaciones a la Mesa para que se retiraran las papeletas de Manos Limpias y no se contabilizaran sus votos. Así pues, ni los Juzgados de lo Social ni los sindicatos somos responsables del despilfarro que supone repetir estas elecciones. La única responsable de estos gastos es la Junta de Castilla y León, cuyos responsables, no contentos con todo lo anterior, ordenaron, hace sólo unos días, la destrucción de todas las papeletas y sobres que no se utilizaron en su momento y que podrían haberse aprovechado ahora. Otro gasto más", concluye.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído