CSI-F ha emitido un comunicado en el que denuncia las condiciones de trabajo del operativo de extinción de incendios de la Junta de Castilla y León en la provincia de Salamanca. El sindicato, por ejemplo, denuncia que los conductores y peones de las carrocetas carecen en muchos casos de agua y luz así como de un cuarto de baño o de estancias acondicionadas.

Tras visitar este verano la organización sindical los puestos de escuchas y carrocetas del operativo estival contra los incendios, CSI-F lamenta además que estos profesionales no sean llamados por la Administración para formar parte de las campañas de prevención de incendios en los meses previos a la llegada del calor. En su lugar, como denuncian, ?se está contratando a trabajadores que carecen de experiencia y de conocimientos.

En otras comunidades, como ha podido constatar el sindicato, ?sí están aprovechando la experiencia y el conocimiento de los montes de estos profesionales aumentando el número de meses de trabajo al año que desarrollan labores contra incendios y tareas selvícolas y de prevención?.

Por último CSI-F exige ?más respeto para estos trabajadores?, que según informa, durante un curso de formación impartido por personal del centro para la defensa contra el fuego en Castilla y León, ?la comida consistió en un bocadillo, en pleno descampado y bajo un sol de justicia, lo que es más propio de campistas y excursionistas que de trabajadores que acuden a un curso formativo. Consideramos que este comportamiento atenta contra la dignidad y el respeto al trabajador.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído