La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) en colaboración con DKV pone en marcha un seguro dirigido a los empleados públicos para proteger el cien por cien de su nómina durante los primeros 20 días de baja por  enfermedad común, a cambio de una prima anual.
 
Esta medida pretende responder al recorte realizado por el Gobierno sobre las nóminas de los empleados públicos  que se encuentran de baja por enfermedad común, con el supuesto fin de perseguir el absentismo laboral. CSI-F recuerda que el Gobierno establece una reducción del 50 por ciento en la nómina, durante los tres primeros días de ausencia al trabajo. Sólo a partir del cuarto día, se cobra el 75 por ciento y a partir del vigésimo día de baja se respeta el cien por cien del salario.
 
Podrán contratar este seguro todos aquellos empleados públicos que tengan entre 18 y 65 años, se encuentren en situación activa (que no estén de excedencia). Además, el seguro cuenta con una categoría especialmente diseñada para el colectivo de empleados públicos que en su puesto de trabajo utilicen armas, maquinaria o vehículos.
 
Ante estos recortes, el seguro que lanza CSI-F garantizará el pago de un capital diario por valor de la reducción aplicada por el Gobierno en los casos de enfermedades y accidentes fuera del ámbito del trabajo, es decir, aquellas situaciones que han sido objeto del recorte. Así, en función de su salario neto mensual,  el empleado público recibirá una indemnización que podrá oscilar entre los 9,16 euros (para salarios netos mensuales de 550 euros) o los 25 euros (para salarios netos mensuales de 1.500 euros) desde el primer día hasta el día tres y de 4,58 euros y los 25 desde el día cuarto hasta el vigésimo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído