Un estudio destinado a mejorar los resultados del trasplante renal desarrollado por el consorcio público-privado de investigación entre la Universidad de Salamanca y las empresas biotecnológicas españolas Bio-inRen y Digna Biotech ha sido galardonado por la Sociedad Española de Trasplante con uno de los cuatro premios a las mejores comunicaciones orales durante la celebración en Madrid de su II Congreso.
 
Concretamente, la investigación ha demostrado que la administración de la proteína denominada cardiotrofina-1, que se encuentra de forma natural en el organismo, es capaz de prevenir el daño sufrido por el riñón ocasionado por la isquemia (falta de riego sanguíneo y, por lo tanto, de oxígeno) y su posterior reperfusión (restablecimiento del riego). Esta situación, que puede conducir a la muerte del órgano, ocurre en muchas situaciones patológicas y quirúrgicas y es de todas formas inevitable en el trasplante de riñón.
 
El estudio, desarrollado en ratas fundamentalmente, mejoraría la evolución a corto y largo plazo de la función renal de los enfermos trasplantados debido a que posibilitaría la eliminación o disminución de la necesidad de diálisis en estos pacientes, además de suponer un avance en la conservación de los órganos donados.
 
La investigación desarrollada en el Departamento de Cirugía de la Usal, bajo la dirección del profesor Javier García Criado, en colaboración con el equipo del catedrático José Miguel López Novoa, del Departamento de Fisiología y Farmacología de la Usal, determina que cuando cardiotrofina-1 se añade al líquido de preservación utilizado para la conservación de los órganos en frío, se previene gran parte del daño sufrido por el riñón durante la preservación. 
Además, cuando estos riñones preservados se trasplantan, empiezan a trabajar antes, con lo que la función renal y la supervivencia de las ratas es mejor que cuando se trasplantan riñones que han sido preservados en el líquido de preservación convencional sin cardiotrofina-1. “Se sabía que cardiotrofina-1 protege frente a daños isquémicos y tóxicos inducidos en hígado y en corazón, por lo que pensamos que también podría hacerlo en riñón”, indica López Novoa.
 
El estudio, fiel ejemplo del modelo de colaboración entre Universidad-Empresa, desvela, asimismo, los mecanismos celulares y moleculares a través de los que  cardiotrofina-1 ejerce el efecto protector descrito. Este ha sido el tema de la tesis doctoral de Begoña García Cenador, profesora ayudante del Departamento de Cirugía de la Usal y primera autora del trabajo de investigación, encargada de recibir el premio de manos de Manuel Arias, presidente de la Sociedad Española de Trasplante, en el acto de clausura del congreso de la Sociedad.
 
Disminuiría la necesidad de diálisis

A la vista de estos datos, Digna Biotech ha presentado un ensayo clínico que comenzará en breve con el fin de corroborar estos datos en el trasplante renal en pacientes, lo que, de comprobarse, mejoraría la evolución a corto y largo plazo de la función renal de los enfermos trasplantados ya que podría eliminar o disminuir la necesidad de diálisis en estos pacientes.

 
Además, supondría un avance en la mejora de la conservación de los órganos, uno de los principales retos a los que actualmente se enfrenta la donación de trasplantes, ya que cada vez los donantes tienen más edad  y los riñones son más sensibles al daño por isquemia-reperfusión. Dicho ensayo ha recibido ya la aprobación de los comités éticos de los hospitales participantes y se espera la aprobación de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).
 
Cardiotrofina-1 (CT-I), miembro de la familia de las citoquinas de la interleukina-6 (IL-6), ha recibido el estatus de medicamento huérfano para la prevención de la lesión por isquemia/ reperfusión asociada al trasplante de órganos sólidos (EU/3/06/396) por la Agencia Europea del Medicamento (EMA).
 
Colaboración Universidad-Empresa 

Este tipo de estudios representa un modelo de colaboración entre la Universidad y la empresa, que impulsa la investigación y el desarrollo con una aplicación directa que genera grandes beneficios tanto sociales como económicos para la sociedad y que sirven para facilitar la investigación en las empresas, así como para mantener y potenciar la investigación en la Universidad en situaciones de disminución de la financiación pública y en un marco de crisis económica como la actual.

 
“Estamos muy contentos con la colaboración establecida con Bio-inren y con la Universidad de Salamanca en este proyecto. Los resultados generados hasta el momento son francamente buenos y nos han permitido extender el campo de indicaciones de nuestro producto a la patología renal (trasplante e insuficiencia renal aguda) con una patente presentada el año pasado. Asimismo han sido claves para mejorar el diseño del ensayo de Fase II en el trasplante renal que pretendemos empezar en octubre de este año”, concluye Pablo Ortiz, director general de Digna Biotech.
 
Bio-inRen S.L.

Bio-inRen es una spin-off de la Universidad de Salamanca cuyo ámbito de actuación se centra en la biotecnología médica a través de la creación de aplicaciones diagnósticas y terapéuticas pioneras e innovadoras a nivel mundial en el campo de las enfermedades renales y la hipertensión, dolencias con una alta prevalencia en nuestra sociedad y que además suponen una parte importante de los desembolsos de los servicios de salud.

 
Mantiene una estrecha colaboración con la Unidad de Fisiopatología Renal y Cardiovascular de la Universidad de Salamanca, pionera en España en el abordaje experimental de estas enfermedades y con una amplia experiencia de investigación básica en este campo.
 
En la actualidad Bio-inRen está desarrollando varios biomarcadores descritos por este grupo de investigación y patentados por la Usal. También ofrece servicios y desarrollos a otras empresas e instituciones públicas y privadas en el ámbito de la farmacología y toxicología renal y cardiovascular, en la innovación en la industria agroalimentaria y en cualquier otra actividad de innovación y desarrollo que utilice técnicas biológicas o bioquímicas.
 
Digna Biotech S.L. 

Digna Biotech es una spin-off de la Universidad de Navarra, en Pamplona, comprometida en desarrollar nuevos medicamentos basados en la investigación generada por el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) y en forjar alianzas con la industria farmacéutica para garantizar el desarrollo clínico de sus moléculas y su lanzamiento comercial.

 
Similar a los proyectos de colaboración Universidad-Industria en EE.UU., Digna Biotech presenta un modelo de negocio pionero en España. En cooperación con CIMA, CIFA (Centro de Investigación en Farmacobiología Aplicada), algunas facultades de la Universidad de Navarra (en especial la Facultad de Farmacia y Tecnología Farmacéutica) y la Clínica Universidad de Navarra, Digna Biotech está llevando a cabo una serie de actividades para asegurar el desarrollo de ensayos clínicos de sus productos. En la actualidad cuenta con cuatro productos de su pipeline en la fase clínica y planea incorporar un nuevo producto cada año en ensayos clínicos para proporcionar productos innovadores donde existen necesidades médicas no cubiertas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído