La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha publicado un informe en el que recoge que la desigualdad de los ingresos en los hogares españoles se ha incrementado durante la crisis. De esta manera, la brecha entre ricos y pobres alcanza su mayor amplitud desde que se contabilizan estos datos, hace ya más de tres décadas.

En concreto, la OCDE subraya que la desigualdad de ingresos netos disminuyó desde mediados de los años ochenta pero aumentó fuertemente entre el año 2007 y el 2011. Los datos muestran que los hogares con menos ingresos han sufrido la caída más importante durante la crisis. Así, los ingresos reales del diez por ciento más pobre de la población disminuyeron un 13% al año entre 2007 y 2011, comparado con una baja del 1,4% para el diez por ciento más rico.

?Cuando se considera la pobreza tomando los ingresos anteriores a la crisis, esta ha aumentado también de manera considerable y España se sitúa muy por encima de la media de la OCDE", indica el informe. Y añade que ?los resultados de la simulación muestran que la consecuencia ha sido una reducción de los ingresos netos para los hogares?.

Además, explica que la desigualdad de la riqueza es menor que en la media de los países que forman parte de la organización. De este modo, el 10% más rico acumula el 43% de la riqueza total (comparado con la mitad de la riqueza en la OCDE), mientras que el 60% más pobre posee el 20% de la riqueza de los hogares (frente a un 13% de media en la OCDE).

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído