De acuerdo con los datos de afiliación a la Seguridad Social correspondientes a diciembre 2013, publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, al término de 2013 existían en España 194.432 transportistas autónomos afiliados a la Seguridad Social, mientras un año antes el número de autónomos afiliados era de 196.504, lo que supone que en el conjunto del año 2013 se han perdido 2.072 autónomos en el sector del transporte.

Desde la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y emprendedores (Uatae) se lamenta que Castilla y León encabece este “triste” ranking, en un sector en el que todas las Comunidades Autónomas, excepto Andalucía, perdieron transportistas autónomos el año pasado. En la provincia de Salamanca se ha perdido una docena, quedándose en 1.065. 

Para María José Landaburu, secretaria general de UATAE, “es preocupante que el sector transporte haya sido el tercer sector de actividad en 2013 en Castilla y León con mayor pérdida de autónomos, después de construcción y agricultura, lo que tiene que ver con la caída de la demanda de transporte en estos dos sectores de actividad, más la industria, que fueron los sectores donde con mayor intensidad golpeó la recesión en 2013”.

Landaburu considera “que el sector transporte es de los sectores de servicios el más afectado por la crisis, ya que su actividad es muy dependiente de sectores como la industria, la agricultura y la construcción que están sufriendo importantes pérdidas de actividad, lo que unido a las dificultades de financiación, el aumento de costes y la considerable inversión que requiere, están haciendo desaparecer actividades que en muchos casos tienen trabajadores asalariados con lo que las pérdidas de empleo se multiplican”.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído