Lo que comenzó siendo un modo de ganar unos ahorros durante el verano, la situación económica del país en los últimos años ha “alargado un poco”, como él mismo afirma, y se ha convertido en una manera de ganar un sueldo que durante el resto del año invierte en formación.
 
Alberto Bartolomé Carroll tiene 29 años y es diplomado en Empresariales y recién licenciado en ADE. Pese a su juventud, este es el undécimo verano que trabaja como socorrista, un título que se sacó con 18 años para ejercer de inmediato.
 
Comenzó su experiencia en una piscina comunitaria de Madrid, después pasó varios veranos en piscinas municipales salmantinas, y desde hace 7 trabaja en un recinto comunitario en Salamanca, donde conoce prácticamente a cada uno de los vecinos.
 
Respecto a no poder disfrutar de las vacaciones de verano propiamente dichas, Alberto afirma que “ya está uno acostumbrado” y por ello siempre se va unos días a finales de septiembre, ya que desde mediados de junio comienza para él la ‘temporada fuerte’. Pese a su alegría y optimismo reconoce que “sí echo de menos no tener vacaciones de verano, pero así puedo tener unos ahorros”.
 
Para Alberto las ventajas del trabajo de socorrista son el conocer a mucha gente y compartir experiencias. En la parte contraria está el calor, ya que a veces las temperaturas a determinadas horas se hacen casi insoportables.
 
Tan solo cuatro veces ha vivido situaciones de riesgo para los bañistas, y todas ellas motivadas por “el desconocimiento de la profundidad de la piscina y por prácticas indebidas”. Sin embargo, solo ha tenido que sacarlos del agua, nunca realizar prácticas de reanimación.
 
Monitor de natación
 
Además del título de socorrista, Alberto también cuenta con el de monitor de natación de la Federación Nacional, un hecho que ha beneficiado a los vecinos de la comunidad en la que trabaja, ya que muchos niños han aprendido a nadar en sus cursos de verano. 
 
Su objetivo es “encontrar trabajo de lo mío”, pero mientras tanto Alberto disfruta también de su labor veraniega en una piscina con una afluencia media de 40 personas, que prefiere “sin lugar a dudas” a los recintos municipales, donde asciende a las 2.100. 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído