En el contexto del proceso de construcción del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) -y en referencia a la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales de Grado en Educación Infantil y en Educación Primaria-, el módulo Prácticum se considera clave para la adquisición de las competencias profesionales básicas para el ejercicio docente. Ello supone un incremento importante del número de horas de prácticas presenciales del alumnado en centros, respecto al escenario anterior, situándose en el 60% de los 50 créditos europeos -500 horas- del módulo en su totalidad.

 
En su regulación, la Consejería de Educación permite reconocer, a través de una Orden que publicará el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCyL), también a los centros colaboradores como centros de formación en prácticas y acreditar a los maestros colaboradores como maestros tutores de prácticas. El texto define las medidas organizativas, de coordinación y de gestión oportunas para atender adecuadamente al alumnado en prácticas, así como la figura de un coordinador.
 
La Consejería de Educación establece la figura de maestro tutor de prácticas como responsable, en el centro educativo en que preste sus servicios, de la formación del alumnado que esté realizando las prácticas escolares incluidas en el Prácticum de las enseñanzas universitarias de Grado en Educación Infantil y de Grado en Educación Primaria. El maestro tutor deberá orientar a los titulados en la preparación de unidades didácticas, la planificación y desarrollo de actividades lectivas y en la elaboración de instrumentos de evaluación (documentos o registros) y su aplicación. También tutelará al estudiante en la práctica docente y le asistirá.
 
Por otra parte, el tutor asesorará al alumno en prácticas sobre las cuestiones pedagógicas y didácticas que plantee y supervisará el desarrollo de su trabajo en el centro para que, una vez finalice, lo valore respecto al plan de prácticas diseñado por la universidad correspondiente y elabore un informe de evaluación.
 
Al mismo tiempo, la Consejería de Educación establece las comisiones provinciales y la comisión regional de prácticas de Grado como órganos de coordinación interinstitucional y de gestión de la participación de los sectores universitario y escolar en el desarrollo de las prácticas en los centros escolares. Órganos que estarán adscritos, respectivamente, a la Dirección Provincial de Educación correspondiente y a la Consejería de Educación.
 
Programa de formación
 
La Dirección General de Innovación Educativa y Formación del Profesorado diseñará, en colaboración con las universidades, un programa específico de formación, de carácter preceptivo para los maestros tutores de prácticas designados cada curso académico, para dotarles de las competencias adecuadas para ese desempeño.
 
Además, a través de la correspondiente comisión provincial de prácticas de Grado, se elaborará y proporcionará a los maestros tutores de prácticas y a los coordinadores, el plan de prácticas del módulo Prácticum. En este plan, se detallarán las competencias que deben alcanzar, los objetivos de aprendizaje, los criterios de evaluación, las funciones de los tutores y su participación en la calificación, los modelos de autoevaluación de las actividades docentes y las responsabilidades y compromisos de los tutores de la universidad y de los alumnos.
 
Modalidad de prácticas
 
La Consejería de Educación establece la diferencia entre dos modelos de prácticas a desarrollar en los centros, ambos con los mismos efectos académicos y con el mismo número de horas presenciales: prácticas con participación en programas de referencia de la Consejería de Educación, que se llevan a cabo en los centros correspondientes y, prácticas en las que se realicen actuaciones comunes contempladas en el módulo Prácticum, desarrollando cada alumno una de ellas.
 
La referencia explícita a los programas que incorporan actuaciones dirigidas a lograr objetivos institucionales se fundamenta en la polivalente capacitación pedagógica que aporta al alumnado su implicación en los proyectos y programas, caracterizados por una intervención específica, fundamentalmente, aquellos que están dirigidos al alumnado que, por circunstancias diversas, lo precisa.
 
Con esta novedad se pretende dar un importante paso hacia la superación de la ruptura entre la formación universitaria y el posterior ejercicio del desempeño profesional, a través de una regulación de las prácticas en centros fundamentada en la profesionalización de los alumnos, que serán los futuros docentes.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído