La Junta de Castilla y León ha puesto en marcha este lunes la ampliación de la jornada laboral para los trabajadores al servicio de la Administración autónomica en sus oficinas, pues en sanidad se aplicará a partir de mayo y en educación desde septiembre, con el inicio del nuevo curso. La Junta y los sindicatos acordaron limitar hasta el 31 de diciembre de 2013 el incremento de la jornada laboral en 37,5 horas, aprobando también que el horario flexible se modifique de las 7:30 a las 7 horas y que haya excepciones a la medida de no pagar el cien por cien del salario a los empleados públicos con bajas superiores a los cuatro meses.

La ampliación de la jornada laboral hasta las 37,5 horas semanales se aplicará en la sanida a partir del 1 de mayo, un mes después de la fecha fijada en la Ley de Medidas Tributarias, Administrativas y Financieras, debido a la complejidad que tiene la implantación de este aumento en el campo sanitario. Para ello, se negociará la orden de desarrollo de la norma, aprobada recientemente, y que ya se trabaja en los nuevos calendarios y plantillas.

Seis de cada diez trabajadores admiten que se quedan más tiempo en su puesto de trabajo sólo por el miedo a perder el empleo, mientras que un 24% de los encuestados asegura que la falta de personal en su empresa es la principal causa. En ambos casos la crisis ha incidido en el aumento del presentismo en España. En el lado contrario de la balanza, sólo un 15% de los trabajadores encuestados por Randstad asegura que no trabaja más horas de las previstas. Esta cifra supone un descenso de cuarenta puntos porcentuales respecto al sondeo elaborado en 2010.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído