El Paraninfo de la Universidad ha acogido este viernes la segunda reunión de las Academias Sanitarias de Castilla y León, bajo el título 'Vacunas y salud pública'. 

Los ponentes explicaron que las vacunas constituyen, desde principios del siglo XX, la principal herramienta de la Salud Pública y de la Sanidad Animal para el control y erradicación de las enfermedades transmisibles, susceptibles de vacunación, cuyo efecto se ha sumado, sin duda, a la mejora de las condiciones higiénicas, sanitarias y del nivel socioeconómico. "Las vacunas son altamente eficaces y efectivas y su ratio coste/beneficio es inigualable en relación con cualquier otro procedimiento preventivo o terapéutico, actualmente disponible, razón por la que se constituyen en el mejor instrumento para reducir la morbilidad y mortalidad infantil y una parte importante de los altos costes de la asistencia sanitaria".

Gracias a las vacunas, la mortalidad infantil ha disminuido de forma muy importante en los países subdesarrollados, en ausencia de otros recursos sanitarios, razón por la que en algún momento se las incluyó entre las ?medidas antimortales de bajo coste?, con especial referencia a la vacunación antivariólica (que permitió la erradicación de la enfermedad) en la década de los años 70, de la vacunación antipoliomielitica (en vías de erradicación) y contra el sarampión, una de las enfermedades de mayor mortalidad infantil.

Los expertos también abordaron la sanidad animal, donde las vacunas han permitido éxitos semejantes en el control, prevención o erradicación de relevantes enfermedades, entre otras de la rabia, el carbunco o la brucelosis, que por ser zoonóticas, además de los beneficios en el ámbito de la producción, sanidad y bienestar animal, evitan la enfermedad humana, contribuyendo así, desde ese sector, a mejorar la salud pública, el desarrollo socioeconómico y el bienestar social.

"Actualmente y desde hace cuarenta años venimos asistiendo a la incorporación de nuevas vacunas a los calendarios vacunales en los países desarrollados y a la aplicación de muchas de ellas en programas especiales de la OMS y ONG en países en desarrollo", añadieron los presentes. La perspectiva de la eliminación de la malaria, las diarreas infantiles por rotavirus y las neumonías en menores de cinco años, principales causas de muerte en estos países, y la necesidad de disponer de nuevas vacunas frente a enfermedades emergentes o reemergentes, con alta carga de enfermedad y muerte, como la tuberculosis, el ébola, etcétera, y algunas zoonóticas, junto a la imparable globalización de la actividad humana, confieren especial relevancia a los programas pluridisciplinares de Investigación, desarrollo e innovación en la materia.

Con ese espíritu, y enmarcado en el planteamiento adoptado por la comunidad científica internacional 'Un Mundo, Una Salud', se ha celebrado esta reunión científica conjunta de las Academias Sanitarias de Castilla y León, con el objetivo de realizar una puesta al día, multidisciplinar, de algunos de los progresos y retos más relevantes en materia de vacunas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído