El Ayuntamiento de Salamanca refuerza los equipos de trabajo para que la fachada principal de la Plaza Mayor luzca sin andamios en Semana Santa, cuando numerosos turistas visitan la ciudad y supone un impulso para la actividad económica y la creación de empleo. 

El andamio volado, que no se apoya al suelo, colocado en la espadaña de la Casa Consistorial se retirará antes del 29 de marzo, que es Domingo de Ramos, aunque sí permanecerán las instalaciones ubicadas en la calle Zamora y en la espadaña del Pabellón Real. 

El Ayuntamiento ha reforzado los trabajos con un nuevo equipo con el objetivo de agilizar las obras, que se anticiparán a finales de abril, dos semanas antes de lo previsto para que la Plaza Mayor, uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad y espacio de encuentro y convivencia de los salmantinos, luzca en todo su esplendor. 

Las obras serán también compatibles con la actividad hostelera y la colocación de terrazas en la Plaza Mayor. A partir de ahora trabajarán simultáneamente dos plataformas móviles. 

Desde el inicio de los trabajos de la restauración del coronamiento de todos los pabellones de la Plaza Mayor, declarada Bien de Interés Cultural en categoría de Monumento, el pasado mes de enero, el Ayuntamiento ha limpiado ya todo el perímetro de la Plaza y las juntas; se han retirado los morteros desprendidos; y está avanzado el rejunte de las pequeñas grietas. 

Los trabajos se prolongarán hasta finales de abril, aunque el andamio de la espadaña de la Casa Consistorial estará retirado antes del 29 de marzo.

Este proyecto, que atiende a las singularidades de la Plaza, es fruto de una revisión en profundidad de todos los elementos que constituyen el coronamiento de las fachadas y análisis de las patologías. Los técnicos redactores del proyecto han adoptado la metodología consistente en la documentación pormenorizada de los elementos a conservar y restaurar mediante una ficha descriptiva de cada uno de ellos. En concreto, se intervendrá en 94 balaustradas, 92 pináculos, 2 espadañas y las 6 estatuas que coronan la fachada principal. En una de estas  esculturas, la que representa al Comercio, se restituirá el brazo que se desprendió por la erosión de la piedra debido a los agentes atmosféricos. El proyecto plantea la restitución fidedigna del elemento corporal siguiendo los restos acopiados tras el desprendimiento, así como la documentación histórica a través de fotografías antiguas. 

Este proyecto será posible gracias a un presupuesto de adjudicación de 203.551,33 euros IVA incluido. Para esta intervención, el Ayuntamiento ha recibido una ayuda de 88.884,04 euros del programa Proyectos de conservación, protección y difusión de bienes declarados patrimonio mundial, correspondientes al año 2014, convocada por la Secretaría de Estado de Cultura.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído