Las previsiones más desalentadoras se han cumplido y las facturas de la luz y el gas vuelven a subir este domingo, 1 de julio, y de manera importante. La luz ya subió el pasado abril un 7% y la Tarifa de Último Recurso (TUR) del gas se incrementó en enero un 5%. Pero no sólo se trata de la luz, el gas también sigue su escalada. Una nueva subida, del 2% en la factura anual de un hogar medio, supondrá que se encarezca la factura en 14 euros. El gas ya acumula en 2012 unas subida del 7,4%.
 
Al no haber un cambio en las tarifas de acceso, la única modificación de la tarifa TUR se ha producido por una subida ya conocida del coste de la energía determinado en la subasta. El resultado es que el precio del kWh se eleva un 4,9% y la factura final de un hogar medio lo hará en global un 4,2%, lo que implica que los hogares españoles paguen 30,35 euros al año (hogar con 3.45 kW y consumo de 3500 kWh/año).
 
Esta subida afecta a todos los clientes que tengan la TUR o tarifas referenciadas a la TUR. Sin embargo los clientes que no tienen esta referencia, no sufrirán esta subida, ya que las tarifas de acceso, que son las empleadas para revisar sus contratos, no han sufrido modificación.
 
Recargo a partir de agosto
 
La subida que se verá reflejadas en las facturas de agosto no vendrá sola. A partir de entonces, todos los hogares, estén en la modalidad de estén (TUR, mercado libre) empezarán a sufrir un recargo en las facturas que se emitan hasta diciembre. Este recargo será de unos 40 ó 50 euros en total y se repartirá en cinco facturas (clientes con factura bimestral en 2 ó 3) que se emitan durante esos meses.
 
La congelación de tarifas de luz realizada por el ministerio en los meses de octubre 2011 y enero de 2012 fue recurrida y ganada por las compañías eléctricas. El ministerio ha tenido que publicar unas nuevas tarifas, que se aplicarán con carácter retroactivo y que supondrán un importe sobrecoste.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído