Las familias con todos sus miembros en paro y sin ingresos podrán saldar su hipoteca entregando el piso al banco, lo que se conoce como dación en pago. Así lo ha anunciado el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, en el Congreso de los Diputados, en respuesta a una interpelación de Izquierda Plural. De esta forma, se ha alcanzado un pacto previo con las entidades financieras para que no procedan al desahucio de familias sin ingresos que posteriormente deben continuar pagando dinero al banco pese a no disfrutar de la vivienda.

De Guindos además adelantó que, dentro de un código de buena práctica para los procedimientos de ejecución hipotecaria, permitirá durante al menos dos años habitar a estas familias en la vivienda antes del desalojo. Esta medida podría ser también prorrogable. El Gobierno persigue que las familias con bajos ingresos puedan salvarse de un desahucio en caso de impago de su hipoteca, con el fin de reducir el coste social de estas actuaciones judiciales

 
La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) reivindicaba desde hace tiempo la necesidad de modificar la legislación vigente a favor de los consumidores y establecer la dación en pago. Además, defiende una moratoria de al menos tres años en los embargos hipotecarios. La moratoria que propone Adicae permitiría, mientras se articula el necesario debate para la modificación de la normativa procesal e hipotecaria, la interrupción de los procesos de ejecución durante tres años o la imposibilidad de que éstos fueran siquiera iniciados.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído