Gerardo Cambronero, presidente de la asociación de artesanos de barro de Salamanca, Arbasal, manifiesta su entusiasmo por la celebración de las bodas de plata de la feria. Además, ha aplaudido la decisión del Consistorio de ubicar la feria en la Plaza de los Bandos porque “se trata de un lugar más accesible para todos, más visible y más bonito. Ha permitido que haya más gente lo cual, esperemos, se traduzca en buenas cifras de venta”. Cree que la alfarería tiene futuro, pero para ello considera necesario innovar, avanzar y adaptarse a las necesidades y situaciones actuales.

El presidente, no obstante, ha explicado que la cerámica no es sólo una vía para conseguir dinero sino que “es mucho más, la cerámica, el trabajo con el baro, es arte, es una artesanía y como tal, necesita de espacios para mostrarse. Nosotros vemos esta feria como una excelente oportunidad de mostrar nuestras obras de arte, no sólo queremos ganar dinero con esto si no demostrar los artículos que hacemos con tanto esmero. Aun así, lógicamente, todos los que estamos aquí tenemos que comer de algo, por tanto, si se puede vender, mejor.”

Tras ser cuestionado por el futuro del oficio, Gerardo Cambronero ha afirmado muy positivo que los jóvenes se acercarán poco a poco a la alfarería porque considera que es un mundo muy interesante. “Somos conscientes de que cada vez hay menos jóvenes en el oficio, pero confío en que se acabarán acercando y uniendo a él. El problema es que muchos lo desconocen, pero cuando logren descubrirlo les parecerá fantástico y quizás, deseen entrar a formar parte de este mundo. Ahora bien, todo el que quiera unirse deberá saber que es un trabajo muy duro, muy constante y muy sacrificado pero que reporta una gran satisfacción si se consigue hacer bien".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído