Los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el Índice de Comercio al por Menor, ponen de manifiesto que la recuperación económica no parece llegar al comercio minorista, ni en ventas ni en ocupación, según asegura la Unión de Pequeños Trabajadores Autónomos (UPTA). “A pesar de que los datos de crecimiento parecen anunciar una mejora de la demanda interna, sin embargo parece que esta no corresponde a las familias, que son las consumidoras básicas del comercio minorista”, explica su secretario institucional, César García. 

La variación mensual del Índice General de Comercio Minorista a precios constantes entre los meses de septiembre y agosto es del -1,8%. Todos los modos de distribución han perdido ventas con respecto al mes anterior, excepto las grandes superficies (0’3). Y aún así, es el modelo comercial que más empleo ha destruido (-3’1). Mientras que los comercios autónomos han sido los más perjudicados durante el pasado mes de septiembre en cuanto a ventas (-2%) y los que menos empleo han eliminado (-0’5).

 
Todo ello demuestra también, para Cesar García, “la equivocada política de libertad de horarios que, como UPTA siempre había afirmado, no se traduce en creación de empleo”. UPTA sigue echando de menos, además de una política más expansiva que reactive la economía y el consumo, un verdadero Plan Nacional de Promoción del Comercio que llegue al trabajo autónomo, que aborde los problemas sociales del colectivo, el mantenimiento de los negocios y que permita acceder de nuevo al crédito.

Por su parte, José Ignacio Falces, secretario general de la (Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores) Uatae Castilla y León, considera que “son malos datos, ya que suponen el mantenimiento de tasas anuales negativas y el retroceso en general de las ventas de un sector determinante para la economía y para los autónomos”. Además, “hay que tener en cuenta que ello se produce en una situación donde también caen los precios, basta con mirar los últimos datos sobre el IPC, por lo que la situación es para preocuparse”. En este sentido afirma “que no basta con asegurar que no llegaremos a una situación de deflación, sino que es preciso actuar para eliminar un riesgo que sería muy negativo para nuestra economía y la vida de los españoles”. En consecuencia, estima que “es necesario insistir en recuperar y aumentar la demanda de los españoles y facilitar el acceso al crédito a las familias, los autónomos y las pequeñas empresas”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído