La Fundación Iberdrola ha puesto en marcha su Convocatoria de Ayudas Sociales 2014, cuyo objetivo es contribuir al desarrollo social, al bienestar y a la calidad de vida en los territorios donde desarrolla su actividad. Estas ayudas buscan fomentar el desarrollo integral de los colectivos más vulnerables, como son las personas con discapacidad, los dependientes o las familias que sufren los efectos del desempleo, así como impulsar otros proyectos de interés.
 
El pasado año se vieron beneficiados tres proyectos de Castilla y León, en la cuarta edición de este programa, financiando el 50% del importe total de cada uno de las iniciativas seleccionadas, entre ellos la Asociación Síndrome de Down de Salamanca con el proyecto '¡Conciénciate! Sonrisas por el planeta'. Es una entidad sin ánimo de lucro que promueve la defensa de los derechos, la normalización e integración, el respeto a la diversidad y la mejora de calidad de vida de las personas con Síndrome de Down, así como cualquier otra persona en situación de riesgo, y sus familias. Fue fundada con mucho esfuerzo en junio de 1998, con el fin de promover la defensa de los derechos y mejorar las condiciones de vida, así como la formación integral de las personas con Síndrome de Down y sus familias.
 
La Fundación Iberdrola valorará tres tipos de iniciativas. Entre ellas se encuentran aquellas centradas en la lucha contra la pobreza y la exclusión social, con programas dirigidos al apoyo integral de hogares con baja intensidad laboral o desempleo duradero, la cobertura de necesidades básicas de familias, inclusión laboral para jóvenes, prevención de la dependencia y fomento del envejecimiento activo e inclusión social de la infancia a través de la formación, el apoyo escolar o la transmisión de valores y el disfrute del ocio y tiempo libre.
 
Asimismo, se considerarán proyectos que tengan por objetivo contribuir a la mejora de la calidad de vida de personas enfermas con iniciativas dirigidas a familiares de enfermos de Alzheimer, personas que padecen enfermedades raras o aquellas encaminadas a la atención de pacientes con dolencias graves, así como la prevención.
 
La Fundación también tendrá en cuenta iniciativas que contribuyan a la calidad de vida de personas con diversidad funcional y a la atención a la dependencia, especialmente aquellas centradas en personas con diversidad funcional intelectual, física, sensorial o múltiple, enfermedad mental y autismo. Entre las líneas de trabajo que se valorarán se encuentra el apoyo social en el entorno familiar, promoción de la autonomía personal, formación para la inclusión social y fomento de la igualdad de oportunidades.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído