Una hora antes de que comenzara el cónclave la plaza de San Pedro en El Vaticano ya era un hervidero de fieles. La lluvia no fue impedimento para que se concentraran durante la primera jornada para la elección del nuevo Papa tras la renuncia de Benedicto XVI el pasado mes de febrero, algo histórico. De ahí que sean numerosas las personas llegadas desde todas las partes del mundo para ser testigos del acontecimiento. También desde Salamanca, con fieles que dejan sus impresiones a través de las redes sociales.

"Nos estamos calando pero da igual, hasta que no haya fumata no nos vamos", aseguraban algunos jóvenes presentes en la plaza de San Pedro, donde dos pantallas gigantes retransmitían dibujos animados durante las primeras horas del cónclave. Mientras tanto, también había tiempo para las reivindicaciones, como las de dos mujeres que se desnudaron para denunciar los casos de pedofilia en la Iglesia. "Dos tías en pelotas diciendo no sé qué de pederastas, con el frío que hace", ironizaban algunos a través de Twitter.

El frío y la lluvia se combatían con fervor y oración, mostrando al mundo imágenes de peregrinos de rodillas durante horas, impasibles ante los elementos. Mientras tanto, era momento para conocer gente de otros países e intercambiar experiencias. Hasta que cerca de las ocho de la tarde comenzó a salir humo de la chimenea de El Vaticano. Fumata negra. Desilusión para algunos, "nos volvemos mañana a España, podían haberse dado prisa los cardenales", expectación para otros, "la gente se ha puesto a gritar como en un concierto", y esperanza para muchos, "la gente está aquí convencida de que habrá Papa este miércoles".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído