En 2004, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero ordenó a las tropas españolas volver de Irak nada más tomar posesión como presidente del Gobierno. Ahora, el nuevo jefe del Ejecutivo, el popular Mariano Rajoy, también ha dado un golpe de autoridad ordenando devolver al Archivo de la Guerra Civil, con sede en Salamanca, todas las cajas enviadas a Cataluña hace cinco años y sus sucesivos paquetes con documentos.
 
Eran las 3:30 horas cuando varias furgonetas llegaban a la calle Gibraltar con las cajas para realizar el recorrido contrario que hicieran hace cinco años también de madrugada. SALAMANCA24HORAS pudo ser testigo del momento que culminaba varias horas de rumores, informaciones contradictorias y varias reuniones de urgencia. Policía Local y Nacional custodiaban la devolución de los documentos, que se llevó a cabo en apenas unos minutos, aunque el trabajo que ahora tienen los archiveros durará días hasta recolocar toda la documentación.
 
A primera hora de la mañana de ayer, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, firmaba un Real Decreto por el cual se ordenaba el regreso de los documentos. Así se lo comunicó al alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y al presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, quienes le mostraron toda su disposición para que la devolución se llevara a efecto cuanto antes. Según ha podido saber este periódico, Rajoy también mantuvo una conversación telefónica con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, quien se opuso al traslado y le anunció que recurriría a los tribunales, aunque acataba el decreto y las cajas estarían preparadas cuando así se dispusiera. No obstante, el dirigente de CiU podría dar marcha atrás al haberle prometido, según fuentes de La Moncloa, la presencia de varios secretarios de Estado catalanes pertenecientes a la formación de Mas, en lo que podría ser un especie de pacto de Gobierno para garantizarse el PP el apoyo de CiU durante toda la legislatura.
 
Los archiveros catalanes tuvieron que trabajar entonces a contrarreloj, pues se convocó de urgencia el patronato del Centro Documental de la Memoria Histórica, el mismo que la anterior ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, suspendiera cuando tenía intención de aprobar el envío de más cajas del Archivo hacia Cataluña. Pero en esta ocasión se abordó el recorrido contrario y pasadas las tres de la tarde los miembros del patronato aprobaban por mayoría, con algunos votos en contra, la devolución de los documentos.
 
Sobre las ocho de la tarde salían de Cataluña las cajas en un vuelo directo hacia Madrid, donde esperaban las furgonetas con destino a Salamanca. Fue un momento de tensión, pues al enterarse los miembros de la Comisión de la Dignidad de esta medida firmada por Rajoy acudieron raudos para intentar impedir que salieran las cajas, dispuestos a encadenarse si fuera necesario. Pero no llegaron a tiempo, por lo que han prometido viajar de urgencia hacia Salamanca como medida de protesta y podrían llegar a la capital del Tormes durante las próximas horas.
 
Mientras el polémico envío de cajas del Archivo hace cinco años todavía se dirime en los tribunales, el camino contrario puede convertirse también en una maraña judicial. No obstante, Ayuntamiento y Junta estarían meditando retirar los recursos que impusieron hace años dado que los documentos han vuelto a Salamanca. Además, quieren evitar el gasto de abogados y procuradores para las arcas públicas ahora que ya sería innecesario.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído