El Gobierno ha presentado este viernes un conjunto de medidas de regeneración política con las que pretende combatir la corrupción y entre las que destacan especialmente que las personas jurídicas no puedan hacer donaciones a los partidos y que las entidades financieras no puedan condonarles créditos bancarios. Este plan de regeneración democrática implica modificar la Ley de Partidos Políticos, la Ley de Financiación de los Partidos Políticos y la Ley del Tribunal de Cuentas para lograr un mayor "control y fiscalización" de las cuentas de los partidos.
 
En adelante, las personas físicas serán las únicas que puedan hacer donaciones a título personal a los partidos políticos y se prohibirá que lo hagan las personas jurídicas, como las empresas. Además, se prohibirá que los bancos perdonan créditos a los partidos. Esta reforma por la regeneración democrática también conlleva que los partidos políticos tengan obligación de someter sus finanzas a control del Tribunal de Cuentas y, si no cumplen, tendrán prohibido recibir subvenciones públicas.
 
La reforma de la Ley de Partidos Políticos asume a su vez una solicitud de la UE para que cualquier ciudadano europeo pueda crear un partido político en España, como sucede en otros vecinos comunitarios. Otra de las novedades es que las personas condenadas por delitos de terrorismo no podrán ocupar altos cargos en la administración pública mientras no se cancelen los antecedentes penales.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído