El Ejecutivo aprobó este viernes un real decreto-ley de medidas urgentes en materia de medio ambiente que, entre otros aspectos, supone la devolución al Gobierno central de las competencias de vigilancia de cauces y riberas en aquellas cuencas hidrográficas que afectan a varias comunidades autónomas. 
 
En rueda de prensa después del Consejo de Ministros, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría apuntó que esta iniciativa busca "evitar duplicidades que afectan a la unidad de mercado, que van siempre en perjuicio de los ciudadanos y, lo que es más importante, de la calidad del medio ambiente". 
 
Preguntada sobre si esta recuperación de competencias se extenderá a otros terrenos, Sáenz de Santamaría insistió en la conveniencia, al menos en lo que a medio ambiente se refiere, de establecer "cuál es la administración competente y evitar duplicidades". 
 
La norma aprobada deroga así la normativa anterior que permitía a las comunidades autónomas ejercer funciones de policía en los ríos, "sobre todo sancionadoras", en aquellas zonas comprendidas en su territorio de cuencas hidrográficas que se extienden por varias autonomías. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído