El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado la prórroga del Plan de Incentivos del Vehículo Eficiente (PIVE) con ayudas de 2.000 euros para incentivar la compra de vehículos. Además, se pondrá en marcha un nuevo plan, Prima Aire, para la renovación del parque de vehículos comerciales, estimulando la compra de furgonetas. Otras de las novedades del plan es que las ayudas se aplicarán sobre vehículos con una antigüedad de 10 o más años y de siete para los vehículos comerciales. Se amplía así el parque de vehículos al que podrá aplicarse la ayuda, ya que cuando la medida entró en vigor el pasado octubre, los vehículos comerciales tenían que tener una antigüedad de 10 años y más de 12 años los turismos.

Precisamente ayer la Asociación de Empresarios Salmantinos de Automóviles y Talleres (Aesat) recordó que en 2012 la matriculación de vehículos ha sido de 3.374, lo que supone una caída del 22% con respecto al año 2011. A ello se suma que la situación de Salamanca es peor a la de otras provincias, registrando las caídas más elevadas, ya que el total en España es del 11%. 
 
Sobre el plan PIVE, la patronal cree que ha sido positivo pero no suficiente: "Ha generado mayores operaciones de ventas, pero no ha sido la solución. Sobre las 74.000 a nivel nacional, las operaciones recogidas han sido casi 600, por lo que no es suficiente. Además, el plan puede producir un 'efecto montaña rusa' y lo que ahora ha supuesto un incremento puede producir nuevos despidos  más adelante". Creen que la situación de la provincia, en desventaja con respecto a otras, se debe sobre todo a que falta un tejido industrial sólido y significativo y a que incluso el sector servicios, está afectado: "Se están cerrando muchos comercios en la ciudad. Incluso el sector agrícola y ganadero están perdiendo dinero", afirmó Sergio Pérez. 
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído