Alumnos de 2º de Bachillerato del Colegio Calasanz vivieron ayer su ceremonia de graduación. El acto se inició con una celebración religiosa en la Iglesia del Colegio a la que asistieron familiares y amigos de los graduados, así como el resto de la Comunidad Educativa. 

 

La imposición de bandas tuvo lugar en el teatro y, como colofón, los asistentes disfrutaron de un ágape en el Patio del Pino.
 
A partir de ahora, los jóvenes dejan atrás su etapa colegial. Desde el centro se les anima a seguir trabajando, “pues con esfuerzo cosecharán muchas más satisfacciones”.
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído