El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio Sáez Aguado, respeta la huelga convocada por los médicos, aunque recuerda las obligaciones que tienen como servicio público del que forman parte. "Ya se ha planteado una orden de la Consejería estableciendo los servicios mínimos que garantiza la atención de los servicios de urgencias y emergencias, y que establece garantías para que en los restantes servicios exista la atención ante las eventualidades que puedan surgir. Se garantiza lo fundamental de la asistencia y los ciudadanos pueden estar tranquilos. Se hace compatible el derecho a la huelga con el derecho a la atención sanitaria de los ciudadanos", asegura en una entrevista a la agencia Ical.
 
Respecto a que las enfermeras están también molestas por el aumento horario, al ser preguntado si al final se admitirá su propuesta sobre el ‘solape de jornada’, Aguado asegura: "Vamos a hacer un reconocimiento en el desarrollo reglamentario, pero con el compromiso de que sea efectivo en el momento en que la situación lo permita. Pudiera ser coincidente con la reversión de la situación económica. Mientras tanto, vamos a dar instrucciones para que cuando el servicio esté cubierto se pueda compensar el posible efecto del solapamiento".

Por este motivo, añade que "cuando la situación lo permita veremos de qué forma se negocia un reconocimiento, con qué alcance objetivo y subjetivo, es decir, con qué presupuesto, a qué personas y por qué motivos, porque no todos los enfermeros hacen solapamiento de la misma manera. En todo caso, la ampliación de la jornada no modifica para nada esta cuestión. Si era un problema, lo era antes, y si es un problema, lo seguirá siendo ahora con 35 o 37,5 horas".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído