La implantación de LexNet está creando bastantes problemas a abogados y procuradores en estos primeros meses. El cambio, ya de por sí, suele producir rechazo y hasta que se consigue la adaptación oportuna pasa tiempo. A pesar de que los técnicos de LexNet en el colegio de abogados afirman que es un sistema fácil con detalles complicados, son muchos los colegiados los que acuden al día a buscar ayuda. 

Así, tras un inicio en el que los fallos del sistema eran diarios y las consultas masivas, se ha pasado a la estabilización de las mismas. Una vez que ya lo han utilizado en varias ocasiones y le van tomando el pulso, son diez de media los colegiados que acuden al día para poder realizar sus escritos o recoger sus notificaciones. 

Algunos de estos buscan consejo y otros simplemente realizar lo que en su despacho o casa no pueden. Sin embargo, en muchas ocasiones no es problema del ordenador en cuestión sino del sistema y de su colapso al tener tantos usuarios al mismo tiempo. El problema es que LexNet ya funcionaba antes en alguna comunidad autónoma y ahora lo han implementado para todas salvo para aquellas que tengan su propio sistema. Los usuarios, por tanto, se han multiplicado sin haberse mejorado el ancho de banda del programa. 

Donde sí funciona peor es en aquellos ordenadores con el sistema operativo de Mac OS debido a las actualizaciones de Java, con las que funciona. En este caso sí se hace casi necesario acudir a esta UVI LexNet, que cuenta con dos ordenadores para que los pueda utilizar cualquier colegiado que, además, cuenta con la ayuda de Rocío. Si la demanda en algunos momentos fuera alta, también se podría habilitar un tercer ordenador. 

Veinte minutos de media

Es el tiempo que cada uno de los diez colegiados que acuden tardan en realizar sus tareas. A pesar de ello, hay abogados que han llegado a estar delante del ordenador una hora simplemente para enviar o descargar las notificaciones necesarias, aunque en la mayoría de los casos son de diez a veinte minutos. 

Una abogada con la que pudo hablar SALAMANCA24HORAS en esta Uvi LexNet afirmaba que a ella no le gustaba este nuevo sistema debido al tiempo que requería. En su caso, de hecho, tuvo que descargar diez notificaciones de un folio cada una en la que tardó cerca de diez minutos. Acudió porque en su ordenador Apple no tenía el acceso al sistema. 

Aplicación informática

La teoría ha llegado, incluso, a desarrollar una aplicación móvil con un sistema de notificaciones para hacerlo más fácil para procuradores y abogados. De otra manera, como todas las notificaciones llegan a LexNet, que tiene la interfaz de un correo electrónico, obligaría a los trabajadores de la administración de Justicia a tener que estar pendientes en cada momento de acordarse de abrir el programa. 

Con la aplicación, aunque no permita el envío de documentos, sí que se facilita la labor en la iniciación del procedimiento y en los trámites correspondientes al llegar un aviso del documento necesario o de la notificación enviada en cada momento. 

Obligación de firma electrónica

Es uno de los mayores retrasos del sistema ya que solo permite la firma de un documento, del escrito, con la tarjeta de abogado necesaria para la utilización de LexNet. El resto se debe hacer en programas ajenos para guardarlos y, posteriormente, enviarlos por el programa de la administración de Justicia. 

Supone un problema primero por la dificultad que entraña y después por el tiempo que lleva esto. Por ello, los abogados necesitan la figura del procurador, tal y como han confirmado varios abogados, pese a que en algunos procedimientos no sea necesario, lo que implica un gasto mayor en el ciudadano. Y es que el tiempo que les lleva todos estos pasos los tienen que restar para otros como estudiar el caso. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído