El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, anunció hoy que los presupuestos de Castilla y León para 2012 sufrirán un recorte entorno al 6,5 por ciento en sus ingresos no financieros, que constituyen “la parte molla” de las cuentas de la Comunidad, con casi 580 millones menos. Asimismo, indicó que los ingresos financieros se "van a contraer", irán al límite del endeudamiento y cumplirán con el déficit del 1,5 por ciento del PIB (850 millones de euros) marcado por el Gobierno. 
 
Herrera recordó que el año pasado los ingresos no financieros ascendieron a 8.900 millones de euros de los 10.000 globales de las grandes cifras autonómicas, por lo que la merma de fondos podría alcanzar 578,5 millones. Explicó que éstos se nutren del modelo de financiación, en el que el Gobierno hace un "esfuerzo" y se reducirá "ligeramente", y de los tributos, de las transferencias finalistas del Estado y de fondos estructurales de la Unión Europea, que sufrirán un recorte “significativo”. En cuanto a los ingresos financieros, comentó que les permitirán poner en marcha su nueva política de préstamos reembolsables para el tejido productivo. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído