La hostelería es el sector más mayoritario de Salamanca. Transites por donde transites vas a encontrar cerca un bar para tomar unas cervezas, unos chatos de vino o unos aperitivos. Históricamente, Salamanca ha sido siempre una de las ciudades que más bares por habitantes ha tenido, una dinámica que se mantiene vigente hoy en día.
 
Buena muestra de ello la dan los 405 locales que existen en el centro de la ciudad dedicados a este sector, una cifra nada desdeñable que supera la de locales desocupados y se antoja como el remedio más sencillo ante la enfermedad de la ‘puerta cerrada’.
 
Estos 405 se dividen entre 318 bares, restaurantes o cafeterías y 87 pubs o bares de copas, es decir, locales de ocio nocturno. Si antes se decía que una ardilla podía cruzar España de árbol en árbol, en Salamanca una persona puede pasar los días de bar en bar, desde las churrerías y cafeterías de primera hora hasta los after hours que cierran con la luz del sol presente.
 
Teóricamente esta puede ser una buena opción de negocio, pero en la práctica no es tan fácil como parece. Muchos bares han cambiado de manos en los últimos años debido a la imposibilidad de sacarlos adelante. Los mejores ejemplos se encuentran en el paseo de Canalejas, en su parte final, donde el cambio de dueños ha sido constante en el último lustro.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído