El mes de junio es, por tradición, el mes de los estudiantes: aulas vacías y bibliotecas llenas de jóvenes preparando exámenes, nervios, insomnio... Éste es el panorama que se percibe para más de 2.700 alumnos en el distrito universitario de Salamanca que se enfrentan desde este miércoles a las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) y en pocos días sabrán cuál será su destino profesional al publicarse las notas de la conocida como Selectividad. Una vez que conozcan este dato, llegará el difícil momento de elegir la titulación que les gustaría cursar y que, inevitablemente, marcará su trayectoria. Es por ello que Adecco e Infoempleo ofrecen un análisis de las titulaciones con mayores salidas profesionales en la actualidad así como una guía de consejos para tener éxito a la hora de tomar tan importante decisión.

Éste es el tercer curso en que se celebra la nueva PAU, antes conocida como Selectividad, adaptada a las directrices de la Unión Europea en las que se valoran, además de la formación académica obtenida en el Bachillerato, el conocimiento de idiomas y otras habilidades necesarias para el desarrollo de la carrera profesional. Y es que en los últimos años se ha pasado de percibir la formación como una mera herramienta de adquisición de conocimientos a contemplarla como una actividad continua, focalizada en el desarrollo de capacidades que mejoran las opciones de inserción laboral, es decir, que aumentan la empleabilidad de los candidatos.

Básicamente, la influencia de la formación universitaria depende de dos factores distintos: la propia fase de la carrera profesional (si estamos al inicio de ella, en su momento más álgido o en la etapa final) y la situación real del empleo de cada titulación. Según avanza la experiencia profesional, el valor de los estudios universitarios como condicionante en la empleabilidad pierde interés. Por el contrario, factores como la carrera profesional, el tipo de experiencia o la coherencia de la evolución laboral incrementan su peso. Por otra parte, la situación real del empleo de una titulación, es decir, el atractivo que tiene en el mercado de trabajo, depende de la oferta y la demanda. O lo que es lo mismo, depende del equilibrio que exista para cada titulación entre el mercado de trabajo y el académico.

Titulaciones con más salidas profesionales

La posesión de una titulación por tanto no es garantía de empleo, pero sí es un factor destacado por las empresas a la hora de seleccionar a sus empleados. Los titulados universitarios lideran la oferta de empleo cualificado en nuestro país y además, en el último año, mejoran su presencia en este campo pues representan el 49% del total, lo que se traduce en un crecimiento de casi tres puntos porcentuales con respecto a 2010. Pero, ¿cuáles son esas carreras que las empresas están demandando? ¿Qué perfiles universitarios encajan mejor en la oferta laboral de la empresa española? Aunque no puede darse nada por sentado, sí se puede afirmar que por primera vez, Ingeniería Industrial se erige como la titulación que más solicitan las empresas en sus ofertas de empleo cualificado.

Desbanca de esta manera a Administración y Dirección de Empresas (ADE) quien había liderado el ranking en los últimos años. ADE cae a la segunda posición. Tras ellas, las titulaciones más reclamadas vuelven a centrase en el ámbito de la ingeniería: Informática e Ingeniería Técnica Industrial ocupan la tercera y cuarta posición del ránking, respectivamente. Los informáticos duplican su presencia en la aportación a la oferta de empleo con respecto a 2010, mientras que los ingenieros técnicos industriales la ven disminuir ligeramente. A continuación aparecen titulaciones como Economía, Derecho o Medicina, quienes tradicionalmente eran más solicitadas por el mercado de trabajo y que ahora ven cómo descienden las ofertas de su ámbito con respecto al año anterior.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído