Carlos Enrich, científico de la Universidad de Barcelona, ha protagonizado hoy en el Centro de Investigación del Cáncer (CIC) de Salamanca un seminario de investigación en el que ha dado a conocer los últimos trabajos en torno a la proteína Annexina 6, que forma parte de la maquinaria que regula procesos que ocurren dentro de las células. En particular, esta proteína se relaciona con la cantidad de colesterol que hay en el interior de las células, lo cual tiene implicaciones en el estudio y el tratamiento de los altos niveles de este lípido y en otras enfermedades relacionadas.
 
"Estamos trabajando en intentar entender los mecanismos que regulan el tráfico intracelular de proteínas y de colesterol", ha explicado Carlos Enrich en declaraciones a DiCYT (www.dicyt.com). "Investigamos los mecanismos que permiten a la célula captar señales del exterior y toda la maquinaria molecular que está regulando la exocitosis", es decir, la secreción de proteínas.
 
En esta búsqueda, el equipo de la Universidad de Barcelona que lidera ha encontrado proteínas con funciones específicas. "En estos momentos trabajamos con una proteína que se llama Annexina 6, que pertenece a una conocida familia de proteínas que se unen al calcio y para la que estamos encontrando funciones nuevas", señala.
 
"Todos los mecanismos que están implicados en transporte de colesterol dentro de una misma célula o los mecanismos que eliminan colesterol de la sangre nos interesan mucho", indica Carlos Enrich. Precisamente, una de las funciones más importantes de la Annexina 6 es la de regular la cantidad de colesterol dentro de la célula, en determinados compartimentos, y esto tiene implicaciones en el estudio de patologías como la Enfermedad de Niemann-Pick, que es hereditaria y en la que las sustancias grasas se acumulan en las células del bazo, el hígado y el cerebro. En algunos casos, esta acumulación de lípidos tiene graves consecuencias.
 
El interés de algunos científicos se centra en la posibilidad de "revertir a nivel celular" los procesos que originan esta enfermedad, así que, aunque las investigaciones del equipo de Carlos Enrich son ciencia básica y más general, podrían servir para avanzar en este terreno. "Son estudios básicos que tratan de entender la proteómica funcional, es decir, cómo complejos de proteínas o una proteína determinada en un momento determinado y en un sitio específico de la célula pueden jugar una función concreta", apunta. Esto es aplicable a muchos procesos de las células, tanto en la proliferación, el crecimiento o la migración, porque "cualquier tipo de proceso fisiológico depende de una maquinaria de proteínas que lo regulan", así que, a su vez, muchos grupos de proteínas aparecen relacionados con enfermedades muy diversas.
 
El científico de la Universidad de Barcelona ha manifestado su interés por colaborar con el Centro de Investigación del Cáncer, en particular con el grupo de Faustino Mollinedo, ya que ha trabajado con un grupo de proteínas relacionadas con el transporte del colesterol, pero analizando su papel en otras funciones celulares distintas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído