El coordinador de jóvenes de Izquierda Unida de Salamanca, Álvaro García, acompañado por Miriam Ruiz, del área de formación de IU, ha denunciado los efectos de los recortes en la Universidad provocados por los cambios legislativos y las restricciones tanto de Gobierno como de Junta de Castilla y León. Así, alertan de la pérdida de universitarios por las mayores tasas y las menores becas, afectando a unos 10.000 alumnos en la provincia charra que ahora tienen su futuro en el aire.

Miriam Ruiz alerta de situaciones académicas difíciles, en primer lugar por la subida de las tasas universitarias, que el próximo curso oscilarán entre 1.000 y 1.800 euros en primera convocatoria, además de que los estudiantes de segundo curso en adelante deben haber superado el cien por cien de los créditos, el 80% en el caso de enseñanzas técnicos, con una nota media de 6,5. En segundo lugar están las restricciones en la concesión de becas, con un 8% más de solicitudes denegadas. En Salamanca se solicitaron 163 becas más, mientras que se han denegado 1.147 más, a lo que se une que a punto de terminar el curso hay becas sin resolverse, por lo que muchos alumnos desconocen si dispondrán de ese dinero, pidiendo a los profesores que le guarden la nota para el próximo curso si éste no pueden pagarlo.

Por eso, IU propone una ampliación de las becas si se suben las tasas, o una bajada de las tasas universitarias si se restringen las becas, "para que haya un equilibrio". Algo que consideran fundamental para salir de la crisis, el acceso a la educación, pues "con formación de más jóvenes se puede generar desarrollo". IU plantea a la Junta de Castilla y León generar un fondo de emergencia para becas, "dinero hay, el caso es establecer prioridades, para unos son los sobres con dinero, para los ciudadanos la sanidad, la educación y los servicios sociales", concluyó Álvaro García.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído