El coordinador provincial de Izquierda Unida, Antonio Moreno, ha denunciado este jueves los recortes educativos de la Junta de Castilla y León que, según afirmó, sumaron un total de 16 millones de euros el año pasdo en los centros escolares salmantinos. No sólo recortes presupuestarios, hasta un cuarenta por ciento menos, sino en la plantilla porque la reposición no es del cien por cien, con dificultades y demora para contratar profesores de sustitución, "pero la Junta lo excusa en problemas de tesorería".

Sin embargo, continuó Moreno, los centros concertados no tuvieron recortes el año pasado y se les pagó a tiempo. "La Junta prioriza la educación privada sobre la pública", manifestó el coordinador provincial de IU. Por eso, lamentó que se atente contra uno de los pilares del Estado de Bienestar, "porque sin educación no hay democracia, recortar la educación es recortarnos a nosotros mismos, pero como vivimos en un mundo al revés donde vemos a los jueces juzgados, ya se ve como normal determinadas situaciones".

Por su parte, Domingo Benito, miembro de la ejecutiva provincial de IU, puso como ejemplo del gasto de la administración pública y las paradojas del sistema la existencia de los profesores de Religión, pues se podría cubrir entre 700 y 800 horas con otros profesores. Y es que no forman parte del cuerpo de docentes del Estado, pero después es el Estadio el que debe abonar despidos que decide la Iglesia. Así, en Educación Primaria la mayoría de los alumnos cursa religión, pero en Secundaria dos de cada tres eligen la alternativa.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído