El consejero de Educación de la Junta, Juan José Mateos, acude a la primera reunión con el Ministerio sobre la aplicación de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) con dos premisas claras: la necesidad de más dinero y de una planificación por partes. Todo ello para que se pueda destinar más tiempo a las materias básicas, disponer de más profesionales y exigir más rendimiento a alumnos y profesores.
 
La Junta de Castilla y León pide al Ministerio la financiación adecuada para poder implantarse la Lomce tal y como se ha concebido. Además, solicita que se aborden antes los cambios en Primaria, dejando en segundo lugar Secundaria y Bachillerato, donde las modificaciones se implantarán más tarde. De esta forma, antes de junio estaría todo decidido para así poder abordar el próximo curso con las garantías suficientes de que los cambios educativos se apliquen correctamente y sin improvisaciones.
 
Cabe recordar que Mateos ha situado entre 53 y 60 millones de euros el coste que conllevará la implantación de la Lomce en Castilla y León y ha indicado que el primer curso será el menos costoso mientras que el segundo y tercero está previsto que concentren la mayor parte del presupuesto de la Junta. Asimismo, aboga por la implantación de nuevos bachilleratos, como el de Investigación, donde se devuelva al bachillerato la esencia de curso preuniversitario, sentimiento que, según el consejero, se ha perdido.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído