La consejera de Hacienda de la Junta, Pilar del Olmo, asume que si la aplicación del céntimo sanitario supone un retroceso en la recaudación del Gobierno regional por consumo de carburantes, se replantearán su implantación. En este sentido, recordó que el observatorio que crearán de inmediato con el sector de los transportistas para analizar la evolución del consumo de hidrocarburos en la Comunidad, tendrá una labor “fundamental”.
 
Aún así, Pilar del Olmo insistió en que según sus estudios, la implantación de este tributo no ha provocada “una bajada enorme” en el consumo de combustible en las autonomías donde se ha puesto en marcha. “En los antecedentes históricos no hay una evidencia que indique que esto se vaya a producir”, dijo. Del Olmo manifestó que “habrá que ver cómo evoluciona” pero en principio mantendrán el nuevo impuesto mientras “persistan las dificultades económicas, salvo que se demostrara que perdemos recaudación”, con lo que se podría revocar a través de la ley de acompañamiento de los presupuestos. 
 
La consejera recalcó las ventajas de Castilla y León como autonomía para repostar por parte de los transportistas, por sus 94.000 kilómetros cuadrados de superficie y porque el gasóleo es más barato que en Francia y en Portugal. Asimismo y en relación al negocio que podrían absorber autonomías limítrofes sin este tributo, explicó que muchas de ellas ya se lo están planteando y si adoptan esa decisión “el efecto sobre la Comunidad, quedaría diluido”. 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído