El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha emitido este jueves una sentencia por la cual la Junta deberá devolver a sus empleados públicos parte de la paga extraordinaria suprimida en la Navidad de 2012. La Justicia estima el recurso del sindicato médico CESM al considerar que debe pagarse el periodo devengado de la paga entre el 1 de junio y el 14 de julio, ya que el decreto entró en vigor al día siguiente pero se aplicó como si tuviera efecto sobre el semestre completo.
 
Mientras tanto, continúa en los tribunales el grueso del asunto, la devolución de toda la extra, aunque la Junta de Castilla y León ya ha planteado devolverla a plazos. Recientemente la consejera de Hacienda defendió que un acuerdo será beneficioso para ambas partes, ya que la Junta evitará tener que abonar las costas judiciales, y los empleados podrán cobrar antes que si acuden a los tribunales.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído