El 'recetario secreto de curanderías' es el libro de un heteredoxo de la medicina, de un curioso impertinente que dedicó buena parte de su vida a indagar en la therapeia, amontonando conocimientos en un cuaderno de notas", Así definía el responsable de la edición, Juan Francisco Blanco, filólogo y etnólogo salmantino, un libro con casi seiscientas recolectadas por un autor anónimo en las más diversas fuentes.

Este ejemplar, del que se van a editar 150 copias, propone formulas aprobadas para tratar enfermedades y dolencias de todo tipo. En lo que se refiere a los ingredientes, el exotismo no tiene límite: orina de niño, vaca o de burro, excremento de cerdo, sapo muerto y seco o libra de lombrices de tierra. En definitiva, un gran exotismo envuelve al libro. Ese vademécum heterodoxo y manuscrito, hallado casualmente hace casi tres décadas, hará las delicias del lector, que encontrara el placer añadido de una edición cuidadísima, avalada por uno de los sellos editoriales especializados en ediciones facsímiles más consolidados, Orbis Medievalis.

El ‘Recetario Secreto de Curanderías’ es anónimo y en la actualidad pertenece a un coleccionista salmantino que prefiere no darse a conocer. Entre los curiosos ingredientes de esas recetas, en las que la cosmética asume también cierto protagonismo, se encuentran algunos tan pintorescos como el excremento de cerdo, las mejillas de pez, la sangre de liebre, las verrugas en pies de caballos, cucarachas, sangre de gallina o lagartijas vivas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído