Desde el pasado 1 de abril, cuando se implantó el nuevo sistema de facturación, las comercializadoras han estado cobrando un precio provisional hasta ahora. Las facturas que emitan las comercializadoras de último recurso a partir del 1 de julio traerán importantes novedades. Unos cambios que solo afectarán a los clientes que estén en el mercado regulado: si ya estás en una tarifa del mercado libre, no te afectará directamente.
 
Según explica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el nuevo método de facturación eléctrica es complejo: el precio de la electricidad varía cada día, y de hora en hora, con lo que el consumidor difícilmente podrá conocer de antemano lo que deberá pagar por la luz. En teoría, con este nuevo sistema al consumo realizado en cada hora del día se le aplicará una tarifa diferente. Pero en la práctica todavía pasarán varios meses hasta que esto llegue. Distribuidoras y comercializadoras tienen que preparar los sistemas para ello, y además habrá que contar en la vivienda con un nuevo contador. Mientras tanto, las compañías aplicarán un precio medio calculado en base a unos perfiles preestablecidos. En cada factura aparecerá un precio por kWh consumido: los consumidores podrán comprobar en la web de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y Competencia) si es correcto.
 
Todo apunta a que julio llegará con una fuerte subida en la factura de la luz. Durante el primer trimestre de 2014 los precios de la electricidad fueron bajos, sin embargo hay ido repuntando durante el segundo trimestre hasta producirse una fuerte subida en junio. Teniendo en cuenta  el comportamiento de otros años, es probable que se mantengan o suban más en los próximos meses. En general son previsibles las subidas durante los meses de junio, julio y a finales de año, mientras que habrá tros periodos de tarifas bajas, en meses de mucho viento y agua en los embalses (febrero, marzo...). En cualquier caso, las subidas se trasladarán directamente a las facturas de los consumidores: por ejemplo si se mantuvieran los precios de junio durante el próximo mes, los clientes con la tarifa regulada sufrirán un encarecimiento de la energía de casi un 8%.
 
Pero también se devolverá dinero
 
Las facturas eléctricas que se emitan a partir del 1 de julio incorporarán la devolución de los importes cobrados de más en el primer trimestre de 2014 (que rondarán los 25 euros media). Además, incluirán la regularización de las facturas cobradas en el 2º trimestre, una refacturación que supondrá una devolución media de unos 8 euros por hogar. Los clientes que están fuera de la tarifa regulada no se podrán beneficiar de estas devoluciones. No obstante si la tarifa que tienen es reducida, es previsible que los próximos meses se vean beneficiados, pues su factura no subirá.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído