Las asociaciones de consumidores critican la falta de medidas contundentes y eficaces por parte de la Junta de Castilla y León para acabar con los fraudes en rebajas. Y ello fruto de inspecciones que no se centran en localizar falsos descuentos ni publicidad engañosa en la que se pretende hacer creer que hay grandes rebajas de hasta el 70% de forma generalizada cuando sólo afectan a unos pocos productos, o que éstas siguen existiendo cuando pasadas las primeras semanas quedan ya mucho pocos productos con reducciones en los precios.
 
Así, reclaman además sanciones contundentes ante el fraude, ya que la existencia de un escaso número de multas, cuyas cuantías resultan además ridículas, no supone precisamente un acicate para frenar el fraude. Asimismo, exige a las autoridades de Consumo que hagan públicos los nombres de los establecimientos sancionados.
 
Durante las últimas rebajas a las que acudieron, el 61% de los consumidores vio algún producto al que habían manipulado el precio original, hinchándolo, para que el descuento pareciese mayor. El 11% de los encuestados cree que esta irregularidad ocurría en todos los comercios a los que fue, el 19% en algo más de la mitad, el 11% en algo menos de la mitad y el 20% indica que en una pequeña parte de los establecimientos. El 12% opina que el falseo de precios no se dio en ningún comercio y el 27% no sabe/no contesta.
 
Mayor es el porcentaje de consumidores, nada menos que el 79%, que ha visto productos supuestamente rebajados que en realidad no habían estado en el comercio antes. En este caso, el 26% cree que ocurría en todos los comercios a los que acudió, el 27% en algo más de la mitad, el 13% en algo menos de la mitad y el 14% en una pequeña parte. El 4% piensa que estas falsas rebajas no se dieron en ninguno de los establecimientos a los que fue y el 17% no sabe/no contesta.
 
La normativa en materia de comercio establece que para anunciar rebajas, al menos la mitad de los artículos deben contar con descuentos. Sin embargo, el 51% de los consumidores indican que durante las primeras semanas de la temporada de rebajas, en la mayoría de los comercios a los que van habitualmente el porcentaje de productos realmente rebajados no alcanza la mitad (36%) o son muy pocos (15%).
 
El incumplimiento de la legislación aumenta en el segundo mes de la temporada de rebajas, según los consumidores encuestados. El 56% considera que la mayoría de establecimientos que las anuncian tiene menos de la mitad (31%) o muy pocos (25%) productos rebajados.
 
Publicidad engañosa
 
En cuanto a los comercios que anuncian grandes rebajas con reclamos como "hasta el 50%" o "hasta el 60%", siete de cada diez consumidores (72%) denuncian que cuando han entrado en ellos han observado que muy pocos productos tenían ese porcentaje de descuento y el 6% llega a afirmar que no encontró ninguno. Sólo el 12% señala que casi la mitad tenía la rebaja indicada en la publicidad y el 6% que lo hacía más de la mitad.
 
La encuesta también pone de manifiesto que los consumidores creen que las autoridades no garantizan la protección de sus derechos durante las rebajas. El 80% de los encuestados considera que los controles sobre el comercio son insuficientes (49%) o que hay una ausencia absoluta (31%) de ellos. Sólo el 3% piensa que los controles son suficientes y el 17% considera que la autoridades garantizan la protección de los consumidores pero deberían aumentar aún más.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído